• Muestra final Programa de Artistas 2018

    El 15 de junio pasado se inauguraron dos proyectos curatoriales que formaron parte de la Muestra Final de la décima edición del Programa de Artistas del Departamento de Arte de la Universidad Torcuato Di Tella. Los proyectos fueron: "Después de la oscuridad, no espero la luz", que contó además con un ensayo público y "Faltas Personales". 

    - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

    Proyecto Curatorial #1
    DESPUÉS DE LA OSCURIDAD, NO ESPERO LA LUZ

     

    El gesto de mirar el cielo para predecir el futuro. Un gesto que se repite en épocas y culturas diversas. En el cielo hemos leído el vuelo de las aves, la posición de las estrellas o, en las últimas décadas, el rastro de la guerra civil global.

    El gesto de mirar el cielo nos devuelve, en esta exposición, una imagen asimismo problemática: el cielo al que se dirigen o bajo el que actúan las obras seleccionadas es un cielo nocturno, oscurecido u opaco. A primera vista, el futuro que observan estas obras parece un futuro crítico. Un No future. Como un resto de desesperación y de lucidez punk. Y sin embargo, no es este el único sentido que las obras crean. El eje que recorre la exposición parece que remite al cielo nocturno, a la noche, como a un espacio y a un tiempo de oportunidad. De inquietud. Entre las sombras pueden producirse ciertas operaciones secretas que alteren el curso del presente.

    Estas «políticas de la noche» que las obras efectúan no reconocen la luz, la transparencia, del mundo contemporáneo. Al deseo de seguridad –un deseo que necesita que todo esté a la vista, que todo sea visible– le oponen la inseguridad del pensamiento. A la iluminación artificial, a los edificios acristalados, a los trazados urbanos libres de obstáculos –a la movilidad del capital– le oponen los ángulos muertos y los desechos del pasado. A la hipervisibilidad le oponen el silencio –un exceso de brillo. A la hiperexpresión le oponen el murmullo de madrugada de una multitud. Al networking, a la sociabilidad envenenada, al miedo, le oponen la soledad y la intemperie –la posibilidad de un encuentro. Al iluminismo, a la razón y a la ciencia moderna le oponen el sueño, la luna, la alucinación –otras formas de saber y de producción de conocimiento. Al mercado del arte, al foco de interés, le oponen el trabajo en la sombra.

    Después de la oscuridad, no esperen la luz.


    Curaduría: Tania Puente, Agustina Diaz Galindez y Migue Martínez García.
    Artistas participantes: Rodrigo Alcon Quintanilha, Gustavo Cabrera, Constanza Castagnet, Rafael Equivocado, Alfredo Frías, Bruno del Giudice, Agus Leal, Matías Malizia, Sasha Minovich, Mauricio Poblete, Julia Rossetti, Candela Sotos, Lux Valladolid, Julia Volpato y Mayra Vom Brocke.

    Espacios de exhibición: Sala de Exposiciones UTDT / Aula de Cine / Aula P4 del Departamento de Arte.

    Ensayo público: Narrativa curatorial del cielo como construcción social.
    Este proyecto de María Carri y Jacinta Racedo es un ensayo visual con formato de publicación móvil.

    - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

    Proyecto Curatorial #2
    FALTAS PERSONALES


     

    Las sombras tapan todo

    si hace calor, el sol no pega directo,

    es una suerte de las ciudades:

    que los edificios nos cubren de algunas cosas.

    El estadio desaparece

    detrás de nuevos proyectos pedagógicos

    deja el rastro, gritos en coro

    resplandores blancos de reflector.


    Hay gente encantadora

    guarecida en el campus

    ensayan la ficción

    pagan precios grotescos por cosas ordinarias

    disfrutan de franquicias, analizan cuestiones

    intensifican el uso del cuerpo con ropas deportivas

    en suelos que silban al roce

    y aumentan el rendimiento

    la sensación de eficacia y vitalidad


    Las consignas son claras: no hay flotación.

    Nuestro narcisismo es didáctico

    dejadez, distancia, incompetencia.

    Confinadas al norte de una capital

    en plena capacidad productiva

    con la edad tersa, simulamos la no crisis.

    Ponemos mucho esmero en idioteces

    quemamos el tiempo, nos guardamos

    pan en el bolsillo.


    Afuera caballos galopan sobre avenidas

    personas corren, carteles gritan y palos pegan.

    El cemento truena y se escucha

    podemos percibir el aliento del caballo disparado

    las personas encerradas en los cajeros

    la alerta del retiro de tarjeta

    la luz verde que titila titila

    los mil grados sin aire, sin ventilador.

    ¡Dejemos que las máquinas nos traguen

    que los billetes caigan al suelo

    las tarjetas, que exploten!


    La policía lucha contra perros asalariados

    que ladran y muerden los trajes azules

    manchan la vereda con sangre

    que como nubes, dibujan

    cosas que se deforman enseguida.

    Debemos guita pero confiamos

    en el suelo liso, en las líneas con sus curvas.

    Robamos queso del supermercado y con esta plata

    hubiéramos comprado armas

    pero no.


    Curaduría: Alberto Antonio Romero

    Artistas participantes: Josefina Alen, Agustina Leal, Rafael Equivocado, Malcon D´Stefano, Coni Castagnet, Mauricio Poblete, Matías Malizia, Julia Volpato, Mayra Vom Brocke, Ana Won, Alfredo Frías y Sasha Minovich.

    Espacio de exhibición: Gimnasio UTDT

    - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

    Las tutorías para la Muestra Final estuvieron a cargo de Lucrecia Palacios. También participó de este proceso Carlos Huffmann, director del Departamento de Arte, quien fue uno de los profesores del Seminario de Análisis de Obra durante 2018, junto a Valentina Liernur y Diego Bianchi.


    Apoyos: 

  • Demostraciones practicas / Sol Oosel y Mario García Torres

    Demostraciones prácticas de sistemas cuánticos únicos como mecanismos para producir resonancias en la atmósfera terrestre es una conferencia performática de los artistas mexicanos Sol Oosel y Mario García Torres en donde el pasado se re-sincroniza con el presente, a través de sonidos, música y spoken word.

    El sábado 3 de agosto a las 18h, en la Sala de Exposiciones de UTDT, los artistas trajeron sonidos recogidos de lugares que fueron testigos del Instituto Di Tella en años los 60, del Centro Latinoamericano de Altos Estudios Musicales (CLAEM) así como de los instrumentos utilizados por el mismo. Una conferencia atmosférica desde donde esas actividades vanguardistas dieron pie a una colaboración trans-temporal.

    Mario García Torres fue invitado a Buenos Aires en 2015 por el Departamento de Arte para conocer e investigar el legado del Instituto Di Tella como parte del proyecto Di Tella / Visión México que busca generar un diálogo vinculante con México, promoviendo miradas externas y lecturas novedosas al Archivo del Instituto, custodiado en la Biblioteca de la Universidad, y a la historia.

     

    Ph Bruno Dubner

    La sala podrá visitarse de lunes a viernes de 15 a 19h hasta el 23 de agosto. Ingreso con DNI. 

    Artistxs participantes: Florencia Curci, Renata Molinari, Rodolfo Sousa, Julian Medina y Maruki Nowacki.

    Interpretes de lenguaje de señas: Noelia Tarantini y Patricia Gadzala.

    El proyecto “Demostraciones prácticas…” fue posible gracias al apoyo de Fundación Jumex Arte Contemporáneo, Mecenazgo Cultural y el Instituto Torcuato Di Tella. 

    Agradecemos a Hernán Vázquez, Daniel Perczyk, Salvador Orsini, Andrés Di Tella, Alejandra Plaza, Paola Menna, Biblioteca Di Tella, Florida Garden, Walden Gallery,  Fundación Música y Tecnología, Laboratorio de Investigación y Producción Musical del Centro Cultural Recoleta y Centro de Copiado La Copia. 

    Revista Ñ, Clarin. Nota de Alejandro Cánepa


    CV

    Mario García Torres (1975, Monclova, México) vive y trabaja en la Ciudad de México. Durante los últimos veinte años su obra ha interrogado la estabilidad de conceptos tales como el tiempo, la memoria, la imagen y la esencia del rol del artista en la sociedad. Como artista interesado profundamente en la incertidumbre y las contra-narrativas, su trabajo difumina el espacio entre la realidad y la ficción mediante la investigación y un amplio rango de estrategias narrativas. 

    Sus exhibiciones individuales recientes incluyen Illusion Brought Me Here, The Walker Art Center, Minneapolis & WIELS Contemporary Art Centre, Brussels (2018-2019), Caminar juntos, Museo Tamayo, Mexico City (2016); An Arrival Tale, TBA21, Vienna (2016); Mario García Torres, Hammer Museum, Los Angeles (2014); Until It Makes Sense, Project Arts Centre, Dublin (2013); ¿Alguna vez has visto la nieve caer?, Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid (2010). Ha participado en Sharjah Biennial 13 (2017); Manifesta 11, Zurich (2016); Berlin Biennale 8 (2014); Bienal do Mercosul 9 (2013); y Documenta 13 (2012).

    Sol Oosel es un artista, escultor sonoro, bailarín, músico, videasta nacido en México. Para su trabajo, clamando estar principalmente inconsciente, ha utilizado sonido, performance, música, instalaciones y video. Sol colabora frecuentemente con los artistas: Mario García Torres, Ana Montiel, y Tezontle Studio. 


  • Muestra final Programa de Cine 2019

    EL ENIGMA Y LA VOZ

    Muestra del Programa de Cine 2019 y artistas invitadxs.

    Viernes 20 y sábado 21 de diciembre desde las 17h.

    El Departamento de Arte de la Universidad Torcuato Di Tella tiene el agrado de invitar a “El enigma y la voz”, exposición de obras en proceso de los participantes del Programa de Cine 2019, con la participación de artistas invitadxs.

     

    Viernes 20/12 - inscripción online

    17:30 a 19:15h: Proyección de obras de Juan Gabriel Miño, Carola Forster, Carla Melo, Nicolás Dolensky, Francisco Chiapparo (Programa de Cine 2019) + Conferencia performática de Mariano Vespa (Invitado - Programa de Cine 2018).

    19:30 a 21h: Proyección de obras de Inés Oyarbide, Ariel Feldman, Maia Gattás-Vargas, Ayelén Agüero y Eduardo Ecker (Programa de Cine 2019).

    Sábado 21/12 - inscripción online

    17:30 a 19:15h: Proyección de obras de Carmen Rivoira, Laura Plasencia, Rocío Roitman, Gisela Peláez, Alex Del Río (Programa de Cine 2019) + Conferencia performática de Sofía Brito (Invitada - Programa de Cine 2017).

    19:30 a 21h: Proyección de obras de Maia Tarcic, Johanna Schorn, Julián García Long, Pablo Boido, Celeste Prezioso (Programa de Cine 2019).

    + Ambos días, de 17 a 21.30h

    Instalaciones de Pamela Kasman, Abril Lucini, Abalen Najle (Programa de Cine 2019) y Rodolfo Sousa (Invitado - Programa de Artistas 2019).

    Crónicas: Registros escritos, huellas del proceso de trabajo a lo largo del año, listos para llevar.

    Tu edad, la mía, la edad del mundo: Publicación realizada por los participantes del Programa de Cine 2019, a modo de deriva a partir de los seminarios dictados por Marta Andreu y Jonás Trueba.
  • El artista es otro / Muestra final del taller de Alejandro Tantanian

    Inauguración: viernes 29/11
    La muestra pudo verse también del lunes 2 al viernes 6/12 de 15 a 19h

    La muestra "EL ARTISTA ES OTRO" reunió los trabajos realizados en el taller dictado por Alejandro Tantanian en el marco del Programa de Artistas 2019 durante los meses de agosto y septiembre.

    Artistas participantes: Ayelén Agüero, Julieta Amalric, Alejandro Bartolomé, Florencia Curci, Ely DD, Violeta González, Matías Guerra, Sabrina Macchi, Renata Molinari, Luciana Mónaco, Ana Montes, Maruki Nowacki,  Tomas Pomeranec, Florencia Romero y Agustina Wetzel.


    Cuestionar el concepto de autor no es algo que revista carácter de novedad: hoy, en tiempos del copyleft y de la subjetividad mercurial que circula en las redes, difícilmente podamos pensar qué es el yo, qué miles de sujetos encierra ese pronombre que supo, por mucho tiempo, homologar al autor con su obra.

    Trabajando en colaboración con estos artistas que hoy muestran sus obras pudimos tensionar esas subjetividades bajo el influjo extraordinario de la ficción: herramienta que nos permitió imaginar, idear, pensar, construir “otros yos” para que sean ellos y no nosotros los creadores de estas obras que hoy compartimos con ustedes.

    Sean todos ustedes, muy bienvenidos.

    Alejandro Tantanian


    Agradecemos el apoyo de BGH para esta exposición.

        
  • La percepción del violeta / Nicolás Gullotta

               ¿Se le escapaban las palabras que había pensado decir, la importancia de una                                                                                                                       conjunción adversativa, el matiz de un adjetivo para calificar un tanto                                                                                                                              peyorativamente el pretendido modelo universal de la percepción?

                                                                                                                                                 Angélica Gorodischer, “Los embriones del violeta”

      

    La percepción del violeta nace de la intuición de que un patrullero desafectado de su uso oficial podría convertirse en una obra de arte. Transfigurándose, podría incluso generar una potencia mutante, capaz de alumbrar muchas obras más. Hoy son tres: 9875D/sFriso Angélica

    Cuando Nicolás Gullotta emprende la búsqueda del patrullero Chrysler Spirit 1993 que finalmente consigue en 2013, debe recorrer varias dependencias públicas y responder dos preguntas que se reiteran. Interrogado sobre cuál será el destino del vehículo, le basta con una respuesta lacónica: “Una escultura”. La otra pregunta es más sinuosa y la respuesta podría allanarle el camino de la búsqueda: “¿Sos de la Fuerza?”. Pero Gullotta no es de la Fuerza, y tampoco ningún familiar. Un funcionario de la ciudad de La Plata le aconseja dirigirse a un taller en el sur del conurbano bonaerense, dedicado al desmantelamiento de vehículos para su posterior compactación. En efecto, basta un llamado del dueño del taller para dar con el patrullero que busca. Siguiendo sus coordenadas, Gullotta encuentra el Chrysler Spirit 1993 estacionado debajo de un árbol, ofrece por él poco más que lo que pagaría por una bicicleta usada y en pocos minutos se cierra la operación. 

    El destino escultórico del ex-patrullero va variando entre 2013 y 2019 y presenta más desafíos que los anticipados. Una de las primeras alternativas que surge es modelar un gran jarrón ornamental de 4 metros de alto y 2 metros de diámetro con los paneles de fibra y las chapas metálicas. Pero se presenta un obstáculo, difícil de sortear: el daño al material que resultaría de este proceso eliminaría los rastros de la pintura celeste y azul del patrullero. Desde el comienzo del proyecto, Gullotta ha dado particular atención al esquema de colores utilizado por la Policía Federal y a cómo fue cambiando a lo largo de los años, razón por la cual abandona la idea y se le ocurre en cambio reciclar el patrullero en un juego de sillones de jardín. Poco después considera una alternativa más audaz: utilizar el hierro del chasis para fundir una campana que produzca un semitono más elevado que el de las que recuerda haber oído en un cementerio de la provincia de Buenos Aires. Pero los expertos de una de las pocas fábricas del país que la podrían construir lo desalientan, argumentando que el sonido de las campanas resulta de una combinación compleja de distintas tonalidades y lograr mínimos cambios es prácticamente imposible.

    Lejos de darse por vencido, Gullotta imagina entonces una variante de carácter solidario: estacionar el auto en los alrededores del Jardín Botánico de Buenos Aires para que sirva de refugio a los gatos que viven en la zona. Consulta incluso a un abogado para analizar la viabilidad legal de donarle la propiedad del vehículo a uno de los gatos. La respuesta tajante del abogado -“una cosa no puede poseer otra cosa”- acaba dando por tierra su entusiasmo incipiente. Surgen más tarde otras posibilidades (forjar una barra de metal o triturar el vehículo hasta lograr una fina arena industrial), pero algo las vuelve insuficientes.

    Lo que empieza a quedar claro es que el objeto parece ser refractario a las soluciones simples. Quizás porque ya no oficia como brazo fuerte del Estado, sino que se ha transformado en un nudo de materia simbólica y real en transición: ni herramienta activa del poder ni detrito residual de la producción industrial de la década del 90. El espectro de lo que el auto fue o representaba no parece desmantelarse tan fácilmente, ni siquiera con su destrucción material. Los posibles destinos descartados ya son parte de su historia y el único camino a la vista parece ser perseverar en ensayos de nuevas metamorfosis. 

    Gullotta tiene entonces una suerte de iluminación: recurrir a la ciencia ficción como programa que habilite futuros especulativos como justificativos de acciones concretas en el presente. Lee y lee cuentos fantásticos de escritores argentinos y finalmente, en Los embriones del violeta, un relato de la rosarina Angélica Gorodischer, aparecen los ingredientes de un programa. En el cuento, "el violeta" es una entidad nativa del planeta extrasolar Salari II, capaz de concederle los deseos más extravagantes a los que se bañan en su fulgor, siempre y cuando puedan satisfacer una condición: sentir hasta en lo más profundo de su ser los aspectos íntimos de aquello que añoran. El destino de los visitantes de este planeta, como es de imaginar, oscila entre el éxtasis solipsista del cobijo uterino y los excesos orgiásticos de un autócrata que vive eternamente en el cenit de su poder.

    Alentado por el relato, Gullotta conjura un mundo en el cual los objetos inanimados se personifican y adquieren voluntad.  El patrullero se transfigura así en 9875 D/s, (rebautizado con el número de móvil policial y el tramo correspondiente a Dominación-Sumisión dentro de la sigla BDSM), tras despojarlo de la insignia, el motor y su función, y enfundarlo en una crisálida de látex, un traje-máscara con arneses, anillos de acero, cierres, cadenas y hebillas dispuestos estratégicamente, disponible para una práctica de disciplinamiento extático y feliz. Una piel artificial cubre a la otra, capaz de desquiciar los sentidos y enloquecer la percepción. El talento del patrullero para la coerción violenta vuelve resocializado en instrumento de una práctica erótica consensuada, resultado de una trasmutación inquietante, alquímica, que desarticula un objeto sombrío y lo vuelve deseante.

    Pero en ese futuro imaginario, por añadidura, el poder analógico de la brutalidad policial se ha vuelto obsoleto gracias al perfeccionamiento exponencial de los algoritmos publicitarios. Friso crea un sistema de data mining de información biométrica sofisticado y preciso con el que el Estado podría prevenir los impulsos violentos y antisociales de la población a fuerza de un entumecimiento provocado por la saciedad del consumo. Y más: Angélica, una asistente virtual, colabora con una moderna red neuronal, alimentando los algoritmos de Talk to Transformer con fragmentos de Los embriones del violeta. La inteligencia artificial reescribe y reconfigura el cuento mediante fragmentos y sintagmas extraídos de infinitas bases de datos, de modo tal que la entidad "el violeta", ese misterioso color extraterrestre, pueda volverse real. Cuando lo logre, demostrará que la materia no tienen ninguna relación de dominio sobre la energía y el lenguaje. A fuerza de convicción y suma de inteligencias, la energía y el lenguaje habrán doblegado a la materia.

                                                                                                                                                                                          Sonia Becce - Carlos Huffmann 
                                                                                                                                                                                          Octubre 2019 


    La exposición pudo visitarse del 21 de octubre al 8 de noviembre de lunes a viernes de 15 a 19h. 
    Entrada libre y gratuita presentando DNI.

    El miércoles 6 de noviembre a las 18hs el Departamento de Arte invitó a participar de una conversación especial en el marco de la exposición “La percepción del violeta” del artista Nicolás Gullotta. En esta oportunidad el artista conversó sobre las obras de la exposición junto a Martín Legón y Renato Fumero. También estuvieron presentes los curadores Sonia Becce y Carlos Huffmann.

     

     Fotos: Gustavo Lowry



    Créditos 

    Sonia Becce. Curaduría 

    Carlos Huffmann. Curaduría 

    Diego Alberti. Pixel, Friso 

    Juan Isola. Animación, Friso 

    Alejo Ponce de León. Guión, Angélica 

    Carolina Unrein. Voz asistente virtual, Angélica 

    Martin Rub. Látex, 9875 D/s 

    Graciela Speranza. Edición 

    Daniela Varone. Coordinación 

    Carolina Repetto. Asistente 

    El texto completo "Los embriones del violeta" de Angélica Gorodischer puede consultarse aquí. 


    BIO
    Nicolás Gullotta nace en 1983 en Buenos Aires, Argentina, lugar donde vive y trabaja. Se gradúa en la Universidad Nacional de Arte; participa en LIPAC Laboratorio de Investigación en Prácticas Contemporáneas UBA / CCR (2009) y asiste al taller de Carlos Amorales en la Universidad Torcuato Di Tella (2010). En 2013, participa en el programa de residencias Stichting Kaus Australis, Rotterdam y en 2014, participa como becario en Skowhegan School of Painting and Sculpture en los Estados Unidos. En 2015, es premiado con la mención especial de Faena Art Prize. En 2016, participa en el programa de residencia Gasworks, Londres. En 2017 participa de la exhibición "En el ejercicio de las cosas" curada por Sonia Becce y Mariano Mayer en Conde Duque, Madrid. En 2018, forma parte de la edición XXIV de CSAV - Artists Research Laboratory - titulado "How to begin" en Fondazione Ratti, Como, Italia. En 2019 forma parte del programa de video titulado "When the Land Speaks" en Eli and Edythe Broad Art Museum at Michigan State University. 

    Este proyecto fue posible gracias a Mecenazgo Cultural y el Circulo de Amigos del Departamento de Arte. 

    Agradecemos a: Héctor Gullotta, Luli Garcia Collazo, Familia Garcia Collazo, Familia Gullotta, Balanz, Gustavo Teller, Eduardo Navarro, Lucia Tkach, Hernán Worthalter y Guillermo Carrasco