• Entreactos: situaciones breves

    Una obra de Liliana Porter
    26 al 30 de Marzo 2014
    Teatro Sarmiento

    Entreactos: situaciones breves es otra aproximación en la búsqueda del sentido de las cosas: las que 
    provocamos voluntaria o involuntariamente y las que simplemente nos suceden. 

    Ver imágenes

    Ph. Carlos Furman


    Ph. Carlos Furman


    Ph. Carlos Furman


    Ph. Carlos Furman


    Ph. Carlos Furman


    Ph. Carlos Furman

    Dirección: Liliana Porter
    Codirección: Ana Tiscornia
    Música: Sylvia Meyer
    Iluminación: Eli Sirlin
    Vestuario: Mini Zuccheri
    Coreografía: Ana María Stekelman 

    Producción general (UTDT): Milagros Gallo, Patricia Pedraza
    Coordinación de proyectos (UTDT): Patricia Pedraza
    Coordinación de producción (CTBA): Gustavo Schraier
    Asistencia de dirección (CTBA): Ana Belén Saint- Jean

    Asistencia artística: Milagros Gallo
    Asistencia de vestuario: Florencia Antacle
    Asistencia de iluminación: Verónica Alcoba
    Realización escenográfica: Santiago Rey
    Realización de vestuario: Patricio Delgado
    Edición de video: Sebastián Elsinger

    Asistente de sonido: Juan Manuel Godoy García
    Estudio de grabación: Riki Musso

    ACTORES. Patricio Aramburu, Juan Pablo Garaventa, Valeria Lois, Sabrina Macchi, Horacio Marassi, Alejandro Vitello, Sergio Vitello.
    BAILARINES. Florencia Alonso, Lucía García Puente, Nicolás Iturbide, Daniel Wendler.

    Teatro Sarmiento (Av. Sarmiento 2715)
    Funciones
    : miércoles 26, jueves 27, viernes 28, sábado 29 a las 21; y domingo 30 a las 20.
    Platea: $40. Jueves, día popular: $20.
    Descuento para alumnos y staff de la Universidad Torcuato Di Tella, entrada única: $20.-
    Entradas en venta en las boleterías de los teatros CTBA (ver aquí) o al 0800-333-5254


    Una producción asociada del Complejo Teatral de Buenos Aires y su programa Rituales de Pasaje, con el Departamento de Arte de la Universidad Torcuato Di Tella

    Acompañan este proyecto:

    Liliana Porter. Nace en Buenos Aires en 1941. Reside en Nueva York desde 1964. Su obra incluye grabado, fotografía, pintura, instalaciones y videos. Es co-fundadora del New York Graphic Workshop, un grupo de gráfica experimental que actuó en New York durante la década del sesenta. Entre otras distinciones, en 1980 recibe la beca Guggenheim.
    Es Académica Correspondiente de Argentina, 2003; y Académica Correspondiente de Argentina para los Estados Unidos, 2009. Su obra está incluida en numerosas colecciones públicas y privadas entre las cuales se encuentran: Museum of Modern Art (MoMA), The Metropolitan Museum of Art, Whitney Museum of American Art, Tate Modern, The British Museum, Museo Tamayo, Museo Nacional de Bellas Artes y Museo de Arte Moderno de Buenos Aires.

  • EXILIO

    Una exposición de Dora García
    29 de abril al 6 de junio de 2014


    El Departamento de Arte de la Universidad Torcuato Di Tella, tuvo el agrado presentar la primera exposición en Argentina de la obra de la artista española Dora García.

    Su trabajo parte de investigaciones sobre sucesos históricos y figuras políticas, artísticas y literarias, que la artista lleva adelante con el objeto de reflexionar acerca de las relaciones entre los artistas y la sociedad, el radicalismo y la experimentación social. Quizás una de las artistas españolas más consistente, crítica y prestigiosa de las últimas décadas, Dora García elabora sus intereses culturales y políticos a través de la experimentación con formatos artísticos complejos que buscan profundizar las relaciones entre texto, imagen, cuerpo y sonido, así como reelaborar los sistemas convencionales de visibilidad y distribución de las obras. Su obra incluye experiencias de performance, teatro, TV, películas, e instalaciones.

    En esta, su primera presentación en la Argentina, la obra de García se exhibió a través de cuatro instancias diferentes: la presentación de tres de sus películas principales, una muestra en la sala de exposiciones, “EXILIO”, una conferencia sobre su trabajo, y una conversación en vivo entre la artista y el escritor argentino Ricardo Piglia acerca del rol del secreto en la construcción de la ficción y la utopía.


    La visita de Dora García a Argentina se realizó gracias a la colaboración de la Embajada de España.
    La exposición pudo visitarse de lunes a viernes de 15 a 19hs, hasta el día 6 de junio.

    Cronograma de actividades

    Martes 29/4
    18.30h - Conferencia de la artista sobre su obra
    19.30h - Inauguración de la exposición EXILIO
    Aula de Cine "María Luisa Bemberg"
    Inscripción online

    Miércoles 30/4
    18.30h - Proyección de Zimmer, Gespräche (2006, ’31)
    19.15h - Conversación con Ricardo Piglia (escritor, autor de la novela Respiración artificial, entre otras)
    Aula de Cine "María Luisa Bemberg"
    Inscripción online

    Viernes 9/5
    19.00h - Proyección de Film (Hôtel Wolfers) (2009, 11'31'') + The Joycean Society (2013, ’53)
    Aula de Cine "María Luisa Bemberg"
    Inscripción online

    Viernes 30/5
    19.00h - Proyección de Film (Hôtel Wolfers) (2009, 11'31'') + The Joycean Society (2013, ’53)
    Aula de Cine "María Luisa Bemberg"
    Inscripción online


    Sobre EXILIO
    El desterrado habla entonces una lengua extranjera no sólo para quien lo escucha, sino también para sí mismo: una lengua que está siempre y constantemente sobre el borde extremo de la afasia, de la extinción de la palabra. Entrar en la muerte de la palabra, como hemos visto en Billy Budd, es entrar en la muerte. (“Desde el Exilio, La creación artística como testimonio” de Franco Rella).

    El proyecto EXILIO gira entorno a algunas de las ideas centrales del libro Respiración artificial, de Ricardo Piglia, en especial a una idea de la literatura como resultante de cartas llegadas del futuro e interceptadas por lectores que no son los destinatarios originales de las mismas, a la idea de que en toda escritura existe un secreto, y finalmente, en la noción de exilio como estado utópico por excelencia.

    EXILIO fue iniciado en 2012 por Dora García como un proyecto que consiste en transformar la sala de exposición en receptor y recipiente de un gran número de cartas, enviadas a la institución por un grupo variable de autores invitados. EXILIO en Universidad Torcuato Di Tella incluirá un enorme número de cartas que participaron en las dos estaciones anteriores de la muestra (Tel Aviv Museum of Art “Host and Guest” curada por S.H. Madoff, y en Rupert, Vilna, Lituania), a las que se suma la participación de los colaboradores Aldo Piromalli, Giulia Girardello, Mattia Pellegrini, Darius Miksys, Luciana Kaplun y Michal Bar-Or, y de los artistas y autores argentinos Runo Lagomarsino, Marie Orensanz, Magdalena Jitrik y Santiago García Navarro.

    Sobre sus películas

    Zimmer, Gespräche
    2006, 31’, video, color, audio en alemán, subtítulos en español

    El encuentro en un apartamento de Leipzig entre un oficial de la Stasi y un informante civil es el escenario elegido para Zimmer, Gespräche. La Stasi era la todopoderosa policía de Alemania Oriental hasta 1989, pero ni la Stasi ni la ciudad de Leipzig son mencionadas explícitamente en el video, que está situado en un tiempo y espacio indeterminado, sólo discernible a través del acento de los actores y sus vestimentas.

    La construcción de una escena realista no es la intención de Dora García, y Zimmer, Gespräche no es ni un documental ni una ficción documental. Lo que García busca es utilizar los parámetros de una situación histórica dada, para comunicar conceptos abstractos tales como el miedo, el control, la autoridad, la sumisión, la obediencia, el absurdo, el poder o la vigilancia. Todas nociones que están en estrecha relación con cuestiones de secreto, archivo, comunidad y otros códigos de conducta humana, temas recurrentes en la obra de la artista española.

    Film (Hôtel Wolfers)
    2009, 11'31'', video, color, audio en inglés, subtítulos en español

    El ojo de la cámara recorre una casa abandonada. De modo preciso escanea las paredes, los cristales de las ventanas y las habitaciones. Su mirada se desliza sobre la pintura descascarada. La arquitectura franca de este distinguido edificio (Hôtel Wolfers en Bruselas) fue diseñada por Henry van de Velde. Las grabaciones sin sonido, hecho en blanco y negro en película de 35 mm, la ubicación histórica y la técnica elegida, subrayan la historia que es narrada por la voz en off. Esta historia, un guión de cine, se remonta a 1965 pero se refiere a 1929, la misma época en la que se erige el edificio. No existe ninguna relación entre las grabaciones del espacio y la narración, aunque por momentos parecen coincidir.

    La casa aparece como espacio neutro que es llenado con la historia escrita en 1965 por Samuel Beckett, homónima a la obra de García: "Film". Beckett fue uno de los primeros que hizo hincapié en la mirada voyeurista del espectador en el cine. Él introdujo al espectador en la historia al dejar que él / ella toma el lugar de la cámara. En la versión original de "Film", Buster Keaton es el protagonista O. O está haciendo todo lo posible para permanecer invisible: su rostro constantemente escapa. Las personas que buscan en la cámara y que son vistos por ella, se marchitan con el miedo. Después de que O ha entrado en una casa, se libera cada habitación de cualquier mirada. Ventanas y espejos quedan cubiertos y los retratos son quitados de las paredes. Una mirada pasa por alto: la de E - el ojo de la cámara. En el enfrentamiento, O y E parecen ser la misma persona, simbolizando el espectador que está siendo confrontado con su propia mirada.

    En la pieza de Dora García funciona de la misma manera: la posición del espectador es investigada de igual modo a través de la cámara que explora con exactitud el espacio, en búsqueda de una pista o de una historia. Las vistas hacia el exterior están protegidas, nada puede ser visto a través de las ventanas. El espectador errante finalmente sólo se encuentra consigo mismo.

    The Joycean Society
    2013, 53', video, color, audio en inglés, subtítulos en español

    Un grupo de personas ha estado leyendo un libro juntos durante treinta años. Lo han estado leyendo una y otra vez, y cada trayecto desde la primera hasta la última página llevó once años. Una vez que llegan a la última palabra, un muy enigmático "el", comienzan de nuevo con la primera palabra, "riverrun". El texto aparece inagotable, su interpretación es sin fin, la naturaleza inconclusa de su apasionante lectura. El mundo parece dejar de existir fuera de esta sala de lectura o, tal vez, existe debido a ella.

    The Joycean Society recibió una mención especial en Transcinema (PE). El libro que acompaña el proyecto, fue editado por Fondation Prince Pierre de Mónaco junto a Dora García, e incluye textos y entrevistas de Emiliano Battista, Anna Daneri, Eva Fabbris y Abdellah Karroum.

    Dora García. Nacida en Valladolid, Dora García estudió Bellas Artes en la Universidad de Salamanca y la Rijksakademie de Amsterdam (1985-1992). En la actualidad vive y trabaja en Barcelona después de haber residido en Bruselas durante más de dos décadas. Dora García utiliza una gran variedad de medios, incluyendo performance, video, texto e instalación. Su trabajo se centra en particular en las nociones de duración, el acceso y la legibilidad. El trabajo de García también explora el potencial político arraigado en posiciones marginales: rindiendo homenaje a través de varias obras a personajes excéntricos y a menudo anti-heroicos. Dora García ha tenido exposiciones individuales en Index Estocolmo (2011), Kunsthalle de Berna (2010), Galerie für KunstZeitgenössische, Leipzig (2007), SMAK, Gante (2006) y el Museo Reina Sofía, Madrid (2005-06). Ha participado en Documenta (2012), Bienal de Venecia (2011), Bienal de São Paulo (2010), la Bienal de Sydney (2008), Skulptur Projekte Münster (2007) y la Bienal de Estambul (2003).

    Imagen: EXILE, 2013, de Dora García en colaboración con Aldo Piromalli, Darius Miksys, Giulia Girardello, Mattia Pellegrini, Robertas Narkus, Luciana Kaplun, Alma Itzhaki, Michal Bar-Or. Foto: Rupert, Vilnius, Lithuania.

    Agradecemos muy especialmente a Juan Duarte, María Pardillo y a Ricardo Ramón Jarne por su apoyo a esta iniciativa. Asimismo agradecemos a Agustín Pérez Rubio por su acompañamiento en este proyecto. 



  • La vuelta al mundo ...

    Cuatro sesiones de diapositivas: obras, relatos y proyecciones

    15 y 29 de agosto | 12 y 26 de septiembre
    Sala de Exposiciones UTDT

    Leer crónica por Santiago Villanueva

    Rituales de traducción[1]

    Una fotografía en blanco y negro presenta la fachada del “One Hotel”, una voz en off algo deshumanizada la describe minuciosamente, la recorre de un lado hacia el otro. Esta imagen es parte de un proyecto de Mario García Torres titulado ¿Alguna vez has visto la nieve caer? donde el artista investiga el momento en que Alighiero Boetti vivió en Kabul durante los años setenta. El texto volvía visibles aspectos imperceptibles: el reflejo de un auto en un vidrio o un personaje detrás de un ventanal en el primer piso del Hotel. Esta pieza condensó muchos aspectos trabajados en las obras y presentaciones que tuvieron lugar en la sala de exposiciones de la Universidad Torcuato Di Tella entre el 15 agosto y el 26 de septiembre de 2014 bajo el titulo: La vuelta al mundo…: la descripción frente a la reflexión formal, el recuerdo personal con la historia, la manipulación de la imagen frente a la atribución científica.

    Es imposible no hablar frente a una diapositiva. El proyector posee una temporalidad que la imagen esquiva, su sistema basado en la proyección sucesiva de numerosas imágenes hace que sea inevitable no construir un relato, no apelar a la descripción y no resistirse a llenar de palabras y gestos cada diapositiva.

    Las presentaciones fueron el resultado de una invitación a mostrar archivos personales, trabajos en proceso o recortes de clases. Había cierta distención en el uso del proyector que contrastaba fuertemente con una obra como la de García Torres, donde una estructura rígida sobrevolaba cada imagen y cada palabra. Las presentaciones, muchas veces, se caracterizaban por la falta de un orden y la posibilidad de volver atrás en el carretel, de acomodar el foco y señalar sobre la proyección provocando una sombra con el dedo índice. Un aire de nostalgia invadió toda la exhibición, cada invitado desempolvó fotografías o proyectos del pasado recurriendo a la confesión. Había un tono de deseo de retornar a esas imágenes, como si la diapositiva las transformara en más lejanas y por eso mas anheladas.

    La otra cara de la Luna y el país de los proyectos perdidos fue la primera exposición de José Emilio Burucúa: una serie de atribuciones pendientes que necesitaban una nueva lectura. Burucúa es uno de los intelectuales que entiende con mayor certeza el hecho de desplazarse sobre las imágenes. Su mirada pocas veces se detiene y las interrupciones son las que permiten volcar nuevos datos. Si la diapositiva hace un eco constante de las propuestas warburgianas, es Burucúa quien mejor las practica. Hubo mucho de El ritual de la serpiente en estas narraciones, muchas veces llevado a un tono detectivesco. Burucúa entiende las imágenes como una memoria que permite dar una continuidad para la cultura visual y es por esto que despliega anotaciones, como un diario con impresiones personales. Como contrapartida la obra de García Torres tiene un fin muy claro: detectar el “One Hotel” en un espacio físico. Aunque esta búsqueda abre caminos que son ajenos a la anécdota en torno a Boetti, la atribución se piensa en otro sentido, el despliegue, estilístico en el caso de las artes visuales, al que lleva una reproducción es el punto más importante, y la concreta atribución, una consecuencia muchas veces innecesaria. Burucúa hizo su presentación con un tono monótono, es extraño que no imprima con su voz algo del entusiasmo de sus palabras, fue repetitivo y los sobresaltos solo sucedieron cuando el proyector cambió de diapositiva. 

    Vivi Tellas trabajó con impresiones de su niñez en Los Ángeles. Tal vez el título, Mi padrastro malo, condicionaba cada una de las diapositivas proyectadas, el tono siniestro se daba hasta en las imágenes más simples. Tellas apenas esbozaba oraciones, estaba nerviosa y lo que decía poco aportaba a esas fotografías. A pesar de ser un relato interrumpido, sus palabras cobraron un tono cinematográfico, tal vez por ser Hollywood el escenario. Los movimientos de la niña, su madre, la vida familiar y una mirada perturbadora por detrás de la cámara. Más que una presentación fue una confesión que se revelaba en la última diapositiva donde, como en una obra de Alejandro Cesarco, el calor del proyector desgastaba una imagen de juventud.

    La reflexión  sobre el formato estuvo más presente en el trabajo de Martin Legón: Si las cosas fueran señales. Este tenía una particularidad: las diapositivas eran provenientes de diversos lugares a través de compras por internet. Aquí la relación con una historia personal, como en el caso de Tellas y Burucúa, se disolvía. Estas fotografías anónimas, prototípicas de la clase media estadounidense anteriores a la década del setenta, habilitaban a una reflexión sobre los usos de la imagen. La lectura la aproximaba al trabajo de García Torres, el texto corría en un camino paralelo y habilitaba cuestionamientos para esbozar conclusiones. Legón observó unas 18000 diapositivas, dato que no es menor, para llegar a esta selección. Su lectura giraba en torno a algunos pensamientos sobre la historia de la fotografía y su carácter figurativo, sus vínculos con el conceptualismo y los cambios que se produjeron en estas últimas décadas. Legón ve mayor distancia y una pérdida de ansiedad en el uso de la cámara y esto tal vez intensifica la correspondencia textual: las palabras que antes ocupaban el dorso de la imagen hoy están en su frente.

    Leandro Katz recurrió a una clásica explicación de su Proyecto Catherwood. Se disculpó por la falta de tiempo, acomodó numerosas veces el foco, señaló y retrocedió en algunas diapositivas. Lo particular era ver esas imágenes proyectadas, ya que la gran mayoría de las veces son exhibidas en papel. El trabajo sobre la luz en ese proyecto es una de los aspectos más importantes, sobre todo desde que el artista logra hacer tomas de las construcciones mayas en las noches, muchas veces utilizando luz infrarroja. Su mano extendida compara los asombrosos dibujos de Catherwood con las pirámides restauradas, el reencuentro de esos dos momentos supera la mera comparación y da a la imagen un carácter temporal.

    Pienso las diapositivas como una influencia importante para la fotografía argentina de la última década. La luz genera ese tono melancólico de un momento próximo ansiado. Así la obra de Guillermo Ueno, como cientos de fotógrafos que retrataron la luz sobre una cama o el desayuno a medio terminar. Es tal vez cierta nostalgia con un medio que se pierde, por eso muchas son retratos de juventud, muy alejados de La balada de la dependencia sexual de Nan Goldin, donde ser jóvenes es estar próximos a la enfermedad o a la muerte.

    Percibí La vuelta al mundo… con un tono de despedida, a pesar de que la proyección de diapositivas tenga una presencia constante en el arte contemporáneo. Si los artistas la retoman con tanta frecuencia es posible que pronto desaparezca o por lo menos cobre opacidad. Su pasaje de medio a técnica la vuelve inútil y la estetiza de tal modo que solo queda observarla, como si estuviéramos frente a una pintura.


    [1] Este título fue tomado del texto del folleto de mano de Inés Katzenstein y Sofia Hernández Chong Cuy, curadoras de la exhibición.

    En la forma de un evento que combina la exhibición de obras de arte y la presentación en vivo de relatos visuales, La vuelta al mundo… proyecta varias trayectorias—historias y viajes realizados o proyectados, hipótesis e imágenes descartadas u olvidadas, escenarios imaginados o especulados—, utilizando como soporte principal el proyector de diapositivas.

    En distintas sesiones, La vuelta al mundo…  presentó cuatro obras de los artistas Lothar Baumgarten, Mario García Torres, Gilda Mantilla y Raimond Chaves, y Pedro Manrique Figueroa -pertenecientes a la Colección Patricia Phelps de Cisneros -que tienen como soporte el proyector de diapositivas de 35mm.

    Complementariamente, se convocó a un grupo de personas activas en el ámbito cultural de Buenos Aires a traer sus propias diapositivas a la Sala de Exposiciones, para una proyección y recuento inédito, mostrando imágenes que si bien fueron conservadas, se encontraban por lo general archivadas y olvidadas, dada la obsolescencia del aparato proyector. Estas presentaciones en vivo estuvieron a cargo del historiador de arte José Emilio Burucúa, la dramaturga Vivi Tellas, el arquitecto Pablo Pschepiurca, la escritora Paola Cortes Rocca, el músico Emilio del Guercio y los artistas María Alché, Leandro Katz y Martín Legón.

    La vuelta al mundo… fue desarrollada por Inés Katzenstein y Sofía Hernández Chong Cuy, y organizada por el Departamento de Arte de la UTDT en colaboración con la Colección Patricia Phelps de Cisneros.

    .........................................

    PROGRAMA
    Se ruega puntualidad. Una vez iniciada la proyección no se permitirá acceso a la sala hasta el intervalo.
    Inscripción aquí

    VIERNES 15 DE AGOSTO

    Función de 18.30h a 19.15h
    Secretos de la Amazonía – Río Tomo (2011) de Gilda Mantilla y Raimond Chaves
    Poesía (2008) de Pedro Manrique Figueroa
    Un viaje, o ‘En la Amazonía con el MS Rescheid’ o El recuento de un viaje bajo las estrellas del refrigerador (1968–1972) de Lothar Baumgarten

    Presentaciones de 19.30h a 21h
    La otra cara de la Luna y el país de los proyectos perdidos por José Emilio Burucúa
    Mi padrastro malo por Vivi Tellas

    ...........................................................................

    VIERNES 29 DE AGOSTO

    Presentaciones de 18.30h a 19.30h
    Cada época sueña con la siguiente por Pablo Pschepiurca
    Diapositivas: nostalgia de la oscuridad por Paola Cortes Rocca

    Función de 19.45h a 21h
    ¿Alguna vez has visto la nieve caer? (2009) de Mario García Torres

    ...........................................................................

    VIERNES 12 DE SEPTIEMBRE

    Función de 18.30h a 19.15h
    Secretos de la Amazonía – Río Tomo (2011) de Gilda Mantilla y Raimond Chaves
    Poesía (2008) de Pedro Manrique Figueroa
    Un viaje, o ‘En la Amazonía con el MS Rescheid’ o El recuento de un viaje bajo las estrellas del refrigerador (1968–1972) de Lothar Baumgarten

    Presentaciones de 19.30h a 21h
    Mi familia en Ektachrome por María Alché
    Tres instantes, una proyección del tiempo por Emilio del Guercio

    ...........................................................................

    VIERNES 26 DE SEPTIEMBRE

    Presentaciones de 18.30h a 19.30h
    El proyecto Catherwood por Leandro Katz
    Si las cosas fueran señales por Martín Legón

    Función de 19.45h a 21h
    ¿Alguna vez has visto la nieve caer? (2009) de Mario García Torres

    ...........................................................................


    El Departamento de Arte quiere agradecer especialmente a Tomás Rautenstrauch, Agustín Fernández, Nicolás Martella y Pancho Liernur.

    Leer más
    El proyector de diapositivas es un aparato que facilitó el estudio académico y científico y que, en su versión original de transparencias de gran formato, propició la divulgación y el análisis comparativo entre culturas, objetos y épocas. Creado en la década de los sesenta, y vigente hasta hace unos diez años, el modelo de carrete o carrusel para transparencias de 35mm, más compacto y económico que el original, se comercializó ampliamente y sus usos no tardaron en rebasar los propósitos pedagógicos originales; el aparato se encontró en los talleres de trabajo y los espacios domésticos de aficionados a la fotografía, viajeros y personas interesadas en registrar y relatar vivencias, descubrimientos y secuencias de experiencia, propias o ajenas. 

    La ceremonia del proyector se transformó así en un ritual de conocimiento que proponía una situación de concentración y amplificación; ya sea en la clase o en el living, el proyector de diapositivas ha servido para acercar geografías, costumbres, viajes, arquitecturas o situaciones familiares inaccesibles por otros medios. Y si bien es una tecnología al borde de la extinción, varios artistas actuales preocupados por los modos de pensar la imagen encuentran en ella una herramienta valiosa de percepción y exposición.

    Al exhibir, en La vuelta al mundo…, distintas maneras en que los artistas contemporáneos se acercan a tecnologías analógicas, y a la vez proponer concentrarse en el proyector de diapositivas como una tecnología con características escénicas y perceptivas particulares (oscuridad, calor, sonido, luz, y hasta olor), esta exhibición, organizada como una secuencia circular de proyecciones, a la manera del carrusel, aspira a ser una ocasión para la experiencia y discusión presencial de las condiciones de escucha y visibilidad que usamos para compartir información en la era digital.

    La obra de Lothar Baumgarten yuxtapone imágenes encontradas, adquiridas o tomadas de publicaciones históricas (incluyendo de comunidades indígenas del Chaco por Guido Boggiani), así como fotografías de las primeras obras que él mismo realizó durante los sesenta (instalaciones y acciones efímeras creadas con elementos naturales), para componer las rutas conceptuales que el artista desarrolló en las siguientes décadas. Gilda Mantilla y Raimond Chaves crean un díptico, donde distintos acercamientos a una sola imagen del cielo van acompañados de breves fragmentos textuales tomados de una guía de la Amazonía, escrita por un militar peruano aficionado al entorno natural. Por su parte, en una primera aproximación a lo que serían varios intentos en búsqueda del Hotel One en la capital de Afganistán, Mario García Torres narra su propio trayecto hacia el artista italiano Alighiero Boetti, quien desarrolló su obra más emblemática mientras radicaba en Kabul. Mientras tanto, el carrete de diapositivas de Pedro Manrique Figueroa, conocido como el precursor del collage en Colombia y gestor del Museo de la Pobreza, fundado en ese país en 1973, muestra una selección de sus poemas. Tanto la emblemática obra de Baumgarten como la de Mantilla y Chaves utilizan la diapositiva para subrayar la distancia de la mirada etnográfica; en los casos de García Torres y Manrique Figueroa, la elección de las diapositivas apunta a mimetizar la obra con retóricas contemporáneas a los momentos históricos que las obras evocan, ya sea en la investigación en historia del arte como en el espionaje.

    La presentación de Paola Cortes Rocca será una reflexión sobre la tecnología del proyector y su concepción de lo público, mientras que la de Martín Legón--quien ha venido coleccionado diapositivas anónimas a través de ventas por Internet—se plantea como un ensayo sobre la potencia de la imagen y la búsqueda del aura en la contemporaneidad. Pablo Pschepiurca trabajará sobre arquitecturas y geografías descartadas, buscando los orígenes de la ciudad genérica en su propio archivo de imágenes, y José Emilio Burucúa, hará una selección de imágenes de sus amplias colecciones de diapositivas, usadas en sus clases, para retomar hipótesis que en su momento no llegaron a hilarse o cerrarse. Asimismo, en relación a la pedagogía, Leandro Katz expone algunos de los que fueron sus desafíos académicos de los años setenta, tomando como ancla su obra El proyecto Catherwood. De su archivo de fotografías personal, Vivi Tellas revisa su experiencia creciendo desarraigada en un Hollywood de la década de los sesenta, María Alché, también hurgando en su archivo familiar, presentará una teoría de la diapositiva como espacio de lo fantasmático y Emilio del Guercio narrará lo que podrían considerarse tres secuencias musicales de una vida.

    *

    Además de plantearse como un ejercicio de contraste perceptivo en relación a las maneras actuales de trasmisión, itinerancia y trabajo con imágenes, La vuelta al mundo… re-escenifica rituales de traducción de la experiencia vivida en experiencia proyectada, y subraya el tiempo secuencial y ritual de la diapositiva como herramienta para la construcción de relatos, saberes y memorias, la trasmisión de historias y la proposición de imaginarios posibles. El sonido del carrete, del carrusel, del mecanismo que en el aparato contiene las diapositivas y opera sobre una imagen aún por descubrirse, será el tic-tac que marcará el tempo de La vuelta al mundo… El diminuto abanico en su motor, lo soplará.

    ......................................................................................

    PARTICIPANTES

    María Alché es actriz, directora y fotógrafa. Es egresada de la Enerc, donde también es docente. En 2013 participó del Laboratorio de Cine de la Universidad Torcuato Di Tella.

    Lothar Baumgarten, que es alemán de nacimiento, vive entre Berlín y Nueva York. Activo desde hace más de cuatro décadas, en gran medida asienta su trabajo como una investigación plástica después de una estadía larga, durante la década de los setenta, con la comunidad Yanomami en el Río Orinoco de Venezuela. La obra con la que participa en La vuelta al mundo… fue exhibida por primera vez en Documenta 5 (1972) en Kassel (ver Desempacando Un viaje… por Sofía Hernández Chong Cuy)

    José Emilio Burucúa es Doctor en Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires. Profesor titular de Historia Moderna en la Universidad de Buenos Aires (1984-2004) y titular de Problemas de Historia Cultural en la Universidad Nacional de San Martín (2004-2014). Entre sus últimos libros: El mito de Ulises y el mundo moderno (Eudeba, 2013) y en colaboración con Nicolás Kwiatkowski, Cómo sucedieron estas cosas. Representación de masacres y genocidios en el mundo moderno (Katz, 2014). 

    Paola Cortes Rocca es escritora, Licenciada en Letras (UBA), hizo su doctorado en Princeton University sobre Literatura latinoamericana, y es Investigadora Adjunta del CONICET. Es autora de El tiempo de la máquina: retratos, paisajes y otras imágenes de la nación (Colihue), coautora de Imágenes de vida, relatos de muerte (Beatriz Viterbo), y coeditora de Políticas del sentimiento: el peronismo y la construcción de la Argentina moderna (Prometeo). Publicó también, ensayos sobre literatura, historia de la fotografía, teoría visual y sobre la obra de diversos fotógrafos.

    Emilio del Guercio nació en Mar del Plata, es músico ex integrante de los grupos Almendra y Aquelarre, artista plástico y documentalista. Ha participado junto a otros artistas en memorables discos del rock argentino. Actualmente conduce el programa de TV Cómo Hice, primer archivo audiovisual de la canción argentina, que narra la historia de las canciones argentinas inolvidables.

    Originalmente de Monclova, y desde hace varios años radicado en la Ciudad de México, Mario García Torres se ha dedicado a investigar diversas genealogías del arte conceptual, desentrañando circunstancias políticas y sensibilidades veladas, entre anécdotas y archivos. Su obra en La vuelta al mundo… fue una comisión para su exposición durante el 2010 en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía en Madrid.

    Leandro Katz es un artista, escritor y realizador argentino, conocido por sus películas y sus instalaciones fotográficas. Ha producido dieciocho libros y libros de artista, y diecisiete películas narrativas y no-narrativas. Desde 1965 hasta 2006 vivió en Nueva York donde desarrolló actividades académicas y creativas. Actualmente reside en Buenos Aires. Su muestra Arrebatos, Diagonales y Rupturas se exhibió recientemente en el Espacio Fundación Telefónica.

    Martín Legón es artista visual y estudió Letras en la Universidad de Buenos Aires. En 2009 participó del Programa de Artistas UTDT y durante 2010/2011 formó parte de la Beca Kuitca – UTDT. En el 2009 obtuvo una Beca Nacional a la Creación otorgada por el Fondo Nacional de las Artes y entre sus últimas muestras se destacan Principios para un manifiesto especular en el Museo de Arte Contemporáneo de Rosario y su participación en la 30º Bienal de San Pablo.

    Artista plástico, gestor cultural y activista, Pedro Manrique Figueroa es considerado el Precursor del Collage en Colombia. En La vuelta al mundo… se presentan los únicos poemas que se conservan; el material original consistía en 209 composiciones bajo el título de "Condones Icollantas y otros poemas".

    Gilda Mantilla y Raimond Chaves viven en Lima. Si bien cada artista tiene su práctica artística individual, a menudo colaboran y desarrollan trabajo en conjunto. Su trabajo en colaboración se destaca por su exploración comprensiva de territorios, materiales e imágenes que plasman, de una forma u otra, paisajes y climas políticos de América Latina, en particular de la zona Andina. Una de esas obras se presenta en La vuelta al mundo

    Pablo Pschepiurca es arquitecto y socio en el estudio Aisenson y en ASN/nOISE. Realizó tareas de docencia e investigación en UBA, CESCA, IAA, CEAC y UTDT. Ha ganado numerosos premios en Concursos de Anteproyectos.

    Vivi Tellas es dramaturga y autora del proyecto teatral Biodrama. Dirigió el Teatro Sarmiento durante ocho años y fue curadora de artes escénicas del Centro Cultural Recoleta. Dirigió La casa de Bernarda Alba, con escenografía de Guillermo Kuitca en el Teatro San Martín, y, entre otros proyectos, puso en escena a John Cage en el Teatro Colón.  

  • Tomorrow night I walked to a dark black star

    7 al 28 de noviembre de 2014

    El Departamento de Arte de la Universidad Torcuato Di Tella, tiene el agrado de invitarlo a la inauguración de la exposición Tomorrow night I walked to a black dark star, un proyecto conjunto del curador lituano Raimundas Mala¨auskas y el artista estadounidense Jason Dodge, que propone una transformación tanto de los parámetros perceptivos de la sala de exposiciones como de los roles convencionales de artista y curador.

    Morten Norbye Halvorsen, Alfred Starr Hamilton, Salvador Dalí, Gintaras Did¸iapetris, Bianca Glazebrook, Anna McDonald, Bruno Munari, Elena Narbutaitė, Bruce Nauman, Paramind software, Robert Pearson, Emmett Williams

    El día 7 de noviembre, antecediendo la inauguración, Raimundas Malasauskas, Jason Dodge, Gintaras Did¸iapetris y Elena Narbutaitė, ofrecieron una conferencia de presentación de la exposición. El martes siguiente, el artista Jason Dodge, realizó lecturas de sus textos sobre escultura.

    Awhile night I walked to a dark black star. 
    Always night I walked to a dark black star.
    Never night I walked to a dark black star. 
    Beginning night I walked to a dark black star. 
    Dawn night I walked to a dark black star. 
    Morning night I walked to a dark black star. 
    Fury night I walked to a dark black star. 
    Rain night I walked to a dark black star. 
    Tomorrow expedition I walked to a dark black star. 
    Tomorrow exploration I walked to a dark black star. 
    Tomorrow journey I walked to a dark black star. 
    Tomorrow trip I walked to a dark black star. 
    Tomorrow venture I walked to a dark black star.
    Tomorrow night I walked to a bleak black star . 
    Tomorrow night I walked to a depth black star. 
    Tomorrow night I walked to a midnight black star.

    Rain night I walked to a dark black star
    Tomorrow night I walked to a dark ash star
    Tomorrow night I walked to a dark chocolate star
    Tomorrow courage I walked to a dark black star 
    Tomorrow courage I walked to a dark bare star 
    Tomorrow fear I walked to a dark faithful star 
    Tomorrow fear I walked to a dark transparent star 
    Beside night I appear to a dark black star 
    Beside night I raise to a dark black star 
    Behind night I dance to a dark black star 
    Behind night I arise to a dark black star 
    Nowhere night I bring to a dark black star 
    Nowhere night I dodge to a dark black star 
    Everywhere night I jump to a dark black star 
    Here and there night I walked to a dark black star

    _141987416811932300.jpg,_141987415707877700.jpg,_141987414136301200.jpg,_141987411956057500.jpg,_141987410536031600.jpg,_141987409330137300.jpg,_141987423799816400.jpg

    La exposición permaneció abierta desde el lunes 10 al viernes 28 de noviembre, de lunes a viernes de 15 a 19hs. Entrada libre y gratuita. 
  • Muestra Final del Programa de Artistas 2014

    Fronteras inútiles
    Híbridos entre plantas y fantasmas
    Hay que estar atento para no convertirse en otra cosa
    En la catedral hay una mezquita
    12 y 15 de diciembre de 2014

    Corina Arrieta, Ángeles Ascúa, Florencia Walter, Luisa Cavanagh, Leonardo Ciocchini, Ayelén Coccoz, Laura Hakel, Daniel Jablonski, Delfina de Estrada, Cinthia de Levie, Lihuel González, Juan Matías Killian, Estefanía Landesmann, Víctor Lopez Zumelzu, Valeria Maggi, Agustina Mihura, Alejandro Moreyra, Clara Ríos, Alan Segal, Manuel Sigüenza, Valeria Traversa, Larisa Luz Zmud.

    "Hay algo del orden estructural entre curadores y artistas que, a la hora de producir una muestra, funciona como un robot y ayuda a realizar el trabajo conjunto. Muchas veces no es necesario prestar atención a los engranajes de este sistema, porque es algo articulado y con límites definidos, pero en nuestro caso no fue así. En un grupo de 23 personas, conciliar las distintas producciones conllevó la necesidad de desarmar las piezas del sistema para analizar qué nos agrupa.

    A raíz de esto se decidió pensar la muestra como una excusa para expandir la producción individual y experimentar colectivamente: su núcleo no está en el resultado, sino en el proceso. Con este fin, nos impusimos una metodología de trabajo basada en reuniones grupales, en las que se discutió la producción de obras, su disposición en las salas y el catálogo.

    El trabajo grupal incorporó recursos de otros, creó alianzas de investigación y entremezcló los campos de cada uno. Si bien esta metodología alentó confusión y numerosas discusiones, fue una herramienta modificadora de postulados individuales y sirvió como disparador de varios proyectos co-autorales.

    Las nuevas piezas fueron realizadas sin ataduras temáticas curatoriales, no identifican necesariamente a los artistas, ni ocultan los procesos disonantes de su producción. Esta muestra optó por aceptar todos los títulos, todos los proyectos, individuales o grupales, y todas las ideas sin buscar un resultado complaciente.

    No es que en esta metodología experimental hayamos encontrado una fórmula necesariamente superadora o más eficaz de trabajo. En todo caso, produjo una mezcla entre tensión y construcción, pero resultó positiva a la hora de redirigir la atención de la poética individual y exhaustiva en el cruce colaborativo de todos.  Fue una forma de trabajo que refleja – y en parte también parodia – algo que construimos durante el año: un espacio físico y mental donde lo colectivo fue el motor de los cambios individuales."

    Participantes del Programa de Artistas 2014

    _141937861581042300.jpg,_141987127181766200.jpg,_141937859435375700.jpg,_141937868900827400.jpg,_141987133753939100.jpg,_141937866549312700.jpg,_141937879357248100.jpg,_141937875544085400.jpg,_141937873267337100.jpg,_141937870794544700.jpg,_141987118072339600.jpg,_141937864230697700.jpg

    ......
    Fotos por Lihuel González y Estefanía Landesmann