Muestra final / Programa de Artistas 2017 / Junio 2018

En esta muestra final del Programa de Artistas intentamos presentar las vivencias y afectos que transitamos durante el año de cursada. Aunque no desde un impulso ingenuo o celebratorio que sublima sin más los efectos del tiempo y espacio compartidos. Ni tampoco desde los estrechos límites de la experiencia humana, que pretendimos ampliar trayendo a colación una serie de fuerzas y agentes que también han sido nuestrxs compañerxs. Se trató, así, de plantear una puesta en abismo que problematizara, con una serie de energías fluctuantes, nuestra convivencia durante un año y medio. Es decir, con un compendio de pasiones antagónicas que compartimos, del amor a la tristeza, de la risa al llanto, y que se inscribieron, gradualmente, en nuestro cuerpo. 

La propuesta para este tránsito, fiel a su carácter, estuvo comprendida por dos instancias del mismo acontecimiento, es decir, el mismo grupo de artistas del Programa fue parte de dos proyectos curatoriales. Cada uno de estos abordó aspectos de la convivencia desde gestos que, a primera vista, pueden parecer antagónicos, pero que en verdad representan dos modulaciones complementarias, dos dispositivos que combinados profundizan en los insondables caminos de la comunicación y el deseo.

- Participantes del Programa de Artistas 2017



Proyecto curatorial #1 - YA NOS ESTAMOS YENDO
Inauguración: martes 5/6, 19h
Horario de visita: miércoles 6, jueves 7 y viernes 8/6, de 15 a 19h.
Cierre con actividades: sábado 9/6, 17 a 20h

Curadores: Alfredo Aracil, Guadalupe Creche y Bárbara Golubicki
Artistas participantes: Ramiro Achiary, Antonella Agesta, Julieta Barderi, Andrés Felipe Castaño, Santiago Cervio Martini, Clara Esborraz, Benjamín Felice, Pachi Giustinian, Carla Grunauer, Nina Kovensky, Carla Lamoyi, Patricio Lanusse, Tirco Matute, Ulises Mazzucca, Andrés Piña, Lucía Reissig, Bernardo Zabalaga Henriques, Simone Steinegger y Sebastián Desbats, éste último como artista invitado.

TEXTO CURATORIAL

Ni el final de la historia, ni los últimos minutos del planeta, vivimos los tiempos del final de la sensación. Y en esa modestísima pero profunda fisura, por la cual las cosas (y por cosas decimos todas las cosas que han sido cosificadas) ya cambiaron de estado para siempre, lo que está en trance de desaparecer es el contacto, el acople, el ensamblaje, la gran "Y”: el emblema de cómo mutación y conexión son, en verdad, procesos implicados uno en el otro. Y no solo fórmulas de convivencia falsamente pacíficas o aburridamente cívicas.

"Y": polisíndeton delirante que, antes que acumular, prueba el sentido del caos desabrido de lo contemporáneo. Hacemos, de esta forma, menos un inventario de resultados que una gran libreta de notas y apuntes, intuiciones acumuladas durante este viaje hasta la necrosis: un diario maníaco y colectivo que, digna especie de un género fatalmente sensacionalista, está animado al mismo tiempo por un principio póstumo: todo lo que se registra está tocado por la posteridad y es, a la vez, naturalmente polimorfo, abierto a todos los registros y proclive a todas las experimentaciones.

Por eso, lo contingente y lo provisorio nos parecen la mejor guarida para lo que viene después de la sensación -espacio todavía abierto-. Y no porque nos permita imaginar un futuro, sino porque, justamente, nos exime de hacerlo. Presentismo radical. Probar los músculos cuando todavía se estiran. Cuidar los afectos. Comunicarse, incluso, cuando no hay diálogo posible, como en esas charlas interminables que saltan de ventana en ventana, confundiendo hilos de conversación, personas y temas.

La imposibilidad de hacer una muestra temática o de tesis, insuflando respiración artificial a una forma de comunidad imaginada que sabíamos con fecha de caducidad, es un tema en sí mismo. Pero no nos quedemos en sublimar fracaso, como esos emprendedores que repiten el mantra de “fracasa otra vez, fracasa mejor”. Sino en la exuberancia de un síntoma que es, al mismo tiempo, estilo y huella de nuestro tiempo: acumulación, velocidad, pasarse de frenada, no llegar, ser incapaz de prestar atención a una sola cosa; junto con la existencia de escalas, ritmos e intensidades distintas que están obligadas a convivir, aun siendo antagónicas; multiplicidad y agenciamiento entre cuerpos desmembrados, que son imposibles de percibir en su totalidad, ya que han perdido la misma forma humana. Todo lo que contiene esta muestra es, en definitiva, el efecto de una gramática de las relaciones y las sensaciones posibles, que en realidad no hemos activado ni producido nosotras, porque se causan a sí mismas, de forma inmanente, incluso a pesar de nuestra voluntad.

GALERÍA DE IMÁGENES - "YA NOS ESTAMOS YENDO"



VER CATÁLOGO DE LA MUESTRA




Proyecto curatorial #2 
 
LO QUE MUEVE LA QUIETUD
Inauguración: martes 19/6, 19h
Horario de visita: jueves 21 y viernes 22/6, de 15 a 19h.
Cierre con actividades: sábado 23/6, 17 a 20h

Curadores: Gonzalo Lagos y Guillermina Mongan
Artistas participantes: Ramiro Achiary, Antonella Agesta, Julieta Barderi, Andrés Felipe Castaño, Santiago Cervio Martini, Clara Esborraz, Benjamín Felice, Pachi Giustinian, Carla Grunauer, Nina Kovensky, Carla Lamoyi, Patricio Lanusse, Tirco Matute, Ulises Mazzucca, Andrés Piña, Lucía Reissig, Bernardo Zabalaga Henriques y Simone Steinegger.

Partiendo de la idea de que una hoja en blanco, una tela, o en este caso, un cubo blanco no son espacios vacíos, sino lugares donde habitan todas las imágenes posibles; y teniendo en cuenta que esas imágenes también se relacionan entre sí, decidimos pensar la Sala de Exposiciones de la UTDTcomo un paisaje, un organismo activo, donde poner en escena algunas de esas imágenes latentes y, a través de un sistema diagramático, hacer visibles algunas de sus relaciones de fuerzas.

La composición de este paisaje, desbordado y ordenado a la vez, contiene también la dimensión de su recorrido, y como todas aquellas potenciales imágenes, se revelarán a través de vectores invisibles dados por la resonancia del movimiento.

La muestra tuvo lugar en la Sala de Exposiciones UTDT.

GALERÍA DE IMÁGENES - "LO QUE MUEVE ES LA QUIETUD"

VER CATÁLOGO DE LA MUESTRA



REEL. Largometraje de Ariel Chezses.
Proyección: martes 5/6, 19:30h. Sala de Cine. 

Años y años dedicados a la producción de contenido audiovisual, seguramente uno de los virus más potentes de nuestra época. Pues aquí concluye esta etapa. Esta película reúne el total de la producción del artista, entre trabajos comerciales y otros de pretensión artística. Más de 20 horas de material, comenzando en el tiempo y espacio señalados y a continuar en espacio y tiempo inciertos, decidido por la audiencia.

Este proyecto funcionó en paralelo a la exposición principal, en el Aula de Cine María Luisa Bemberg de la UTDT.



Agradecemos el trabajo de Javier Villa que actuó como tutor de los participantes del Programa de Artistas 2017 durante todo el proceso de trabajo en los proyectos curatoriales.

La participación de Simone Steinegger como alumna de intercambio del Programa de Artistas 2017 fue posible gracias al Departamento de Intercambio de la UTDT y el Institut Kunst - Hochschule für Gestaltung und Kunst de Basilea, Suiza.

La participación de Ulises Mazzuca en el Programa de Artistas 2017 como alumno becado fue posible gracias al apoyo de Vicentín S.A.I.C.