Siete muebles, un mono y dos conejos

Una exposición de Edgardo Giménez
Del viernes 29 de mayo al viernes 26 de junio de 2015

_143448011229593700.jpg,_143448011230993200.jpg,_143448011231709500.jpg,_143448011234814400.jpg,_143448011234047200.jpg,_143448011235574900.jpg,_143448011236175300.jpg,_143448011237384300.jpg,_143448011237869900.jpg,_143448011240783900.jpg,_143448011238377900.jpg,_143448011240085900.jpg,_143448011242475100.jpg,_143448011241473600.jpg,_143448011241970000.jpg,_143448011238895600.jpg,_143448011239504800.jpg,_143448011243077200.jpg

Esta exposición presentó ocho piezas pioneras del artista Edgardo Giménez, concebidas en la década del sesenta.

La selección tuvo como objetivo subrayar hasta qué punto se trata de piezas únicas en la historia del arte y el diseño mundial, que anticiparon tanto la imaginación característica del posmodernismo arquitectónico de la década del ochenta como el humor camp del pop de los noventa, inaugurando una corriente que podemos denominar “modernismo inocente”.

Edgardo Giménez es uno de los referentes más destacados del arte y el diseño pop argentinos, y uno de los artistas más paradigmáticos del Instituto Di Tella, donde realizó varias de sus obras más reconocidas y donde entabló relación con Jorge Romero Brest, con quien realizaría diversos proyectos arquitectónicos y comerciales. Con un lenguaje único, su obra incluye diseño gráfico, industrial, arquitectura, pintura y escenografía.





Edgardo Giménez
(Santa Fe, 1942), es uno de los artistas más paradigmáticos del pop. De formación autodidacta, comenzó trabajando en gráfica publicitaria, pero en 1964 empezó a producir objetos y pinturas. Junto a Marilú Marini, Dalila Puzzovio, Miguel Ángel Rondano y Carlos Squirru formó la compañía La Siempreviva con quienes organizaron los Microsucesos y la exposición La siempreviva líquida en la Galería del Este. También con Dalila Puzzovio y Carlos Squirru proyectó y montó una gigantografía ubicada en la esquina de Florida y Viamonte que mostraba a los integrantes del grupo y se preguntaba ¿Por qué son tan geniales?, poniendo en escena un status social novedoso para los artistas, cercano al de las celebrities. La obra que presentó en la muestra Experiencias Visuales 67 en el Instituto Torcuato Di Tella fue una secuencia de estrellas de acrílico negro que proponían una combinación de pop y minimalismo, duelo y celebración. 

Pero su trabajo no se redujo nunca al circuito de las artes visuales. Desde 1967 realizó escenografías para distintos espectáculos teatrales y en cine participó de los films de Héctor Olivera Psexoanálisis (1968) y Los neuróticos (1971). Y hacia 1967 comienza diseñar muebles y objetos de uso cotidiano. 

En 1970, junto a Marta y Jorge Romero Brest y Raquel Edelman, fundó Fuera de Caja. Centro de Arte para consumir, una tienda que aspiraba a modificar el gusto a través del diseño. Sus piezas para este proyecto incluyeron objetos de loza, cerámica, madera, vidrio, y papelería. En esos años diseñó los departamentos de los Romero Brest y de Federico Klemm. 

Desde 1971 dirigió distintos proyectos arquitectónicos en la provincia de Buenos Aires: el primero fue la casa de los Romero Brest en City Bell, y a ésta le siguieron La casa colorada (1976), La casa amarilla (1982) y La casa blanca (1983), en la localidad de Punta Indio. En 1978 el proyecto de la casa para Romero Brest integró la muestra del MoMA Transformations in Modem Architecture.

Entre los años 1980 y 1982 se desempeñó como diseñador de la imagen gráfica del Teatro San Martín. 

Su primera retrospectiva, Edgardo Giménez. Desde el comienzo, se realizó en 1987 en el Museo de Arte Moderno; en 1997, el Museo Nacional de Bellas Artes organizó una segunda retrospectiva de su obra.


Catálogo de la exposición.
2019 2018 2017 2016 2015 2014 2013 2012 2011 2010 2008 2007 2006