Sociales en el ADN de la Di Tella


El Centro de Investigación en Ciencias Sociales (CIS) del Di Tella


Los años ’50 y ‘60s fueron, en la Argentina y en Latinoamérica, momentos de fuertes cambios en las ideas económicas y sociales, que pueden resumirse bajo el concepto de desarrollismo. La expectativa de desarrollo e industrialización y la atención a los cambios sociales que ello traería aparejado fueron una marca de época. En tanto, la universidad y la investigación científica aparecieron como pilares fundamentales de esta modernización de la sociedad. Fue así que, en la Argentina, se renovaron algunas disciplinas y aparecieron otras nuevas, creándose departamentos de Sociología, Historia, Antropología, Psicología o Ciencias de la Educación, que a su vez dieron los primeros títulos universitarios específicos de sus respectivos campos.

En este contexto, Guido y Torcuato Di Tella, ingenieros devenidos economista y sociólogo respectivamente, decidieron crear en 1958 el Instituto Torcuato Di Tella, con el objetivo de promover la “investigación de alto nivel para el desarrollo científico, cultural y artístico del país; sin perder de vista el contexto latinoamericano donde está ubicada la Argentina”. Junto con los conocidos centros de arte y con el centro de estudios económicos, a partir de 1963 el Instituto también tuvo un Centro de Sociología Comparada, luego llamado Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Dotado de un departamento de becas, una editorial y una biblioteca propias, el CIS nucleó y promovió la formación de intelectuales y académicos que lo convirtieron muy pronto en un punto de referencia central en los debates sociológicos del período. Con un enfoque multidisciplinario, el Centro se proponía el estudio de las estructuras y los procesos de cambio social de los países latinoamericanos a través de investigaciones igual de rigurosas que innovadoras. Muchas de ellas se volcaron en la Revista Latinoamericana de Sociología, editada por el Instituto, que fue una voz central dentro de las amplias redes regionales del debate sociológico y que albergó también a corrientes críticas de la modernización desarrollista, como la teoría de la dependencia. Entre los investigadores más destacados del CIS pueden mencionarse a Darío Cantón, Miguel Murmis, Ezequiel Gallo, Oscar Cornblit, Eliseo Verón, Silvia Sigal, Francis Korn, Roberto Cortés Conde, Tulio Halperín Donghi, Ruth Sautu, Juan Carlos Torre, Natalio Botana, y el propio Torcuato Di Tella.

Por su densidad intelectual y su trayectoria, el CIS constituyó un espacio fundamental en la renovación intelectual de las ciencias sociales durante los años desarrollistas. El legado del CIS, a su vez, se prolonga hasta nuestros días, luego de que en 1991 el Instituto fundara la Universidad Torcuato Di Tella y diera así continuidad a su impronta multidisciplinaria, innovadora y de rigor científico.

Reseña redactada por los coordinadores del LabHisPub