Empresas

 Cuando decidí estudiar Derecho, investigué las universidades y los diferentes planes de estudio que ofrecían. Elegí estudiar en la Di Tella porque combina el aprendizaje teórico de la carrera con clases prácticas, en la cuales excepcionales profesores y profesionales me acompañaron y me enseñaron a aplicar el derecho, y lo que creo más importante, a pensar lateralmente, es decir, pensar de una manera distinta, no convencional para resolver cada cuestión en particular. Di Tella fue clave en mi formación porque asimismo me dio muchas herramientas en el derecho económico, que fueron y son muy importantes en el desarrollo de mi carrera profesional.

Michelle Juarez Dover

Jr. Lawyer (Corporate Latinoamerica), General Electric International Inc.

Hay tres rasgos distintivos de la Escuela de derecho de la Universidad Di Tella que han contribuido decisivamente a mi desarrollo profesional: su método de enseñanza, su método de evaluación y el alto nivel y accesibilidad de su cuerpo de profesores. Antes que a memorizar normas y textos doctrinarios, desde el primer año de la carrera aprendí a razonar el derecho y aplicar los conocimientos adquiridos a la resolución de problemas jurídicos reales. Aquellos exámenes finales, código en mano, son lo más parecido al trabajo profesional que desempeño desde mi primer día como abogado, de modo que la ventaja comparativa de la que gozamos los graduados de la Universidad Di Tella no tardó en hacerse evidente. El énfasis de la Escuela de derecho de la Universidad en proveer a los alumnos herramientas para el análisis crítico y la resolución de problemas jurídicos de toda índole, combinado con la proyección internacional de ese cuerpo de profesores siempre abiertos a consultas dentro y fuera del aula, me permitió también profundizar mis estudios en universidades extranjeras de primer nivel y trabajar exitosamente más allá de nuestras fronteras. En efecto, hoy dedico la mayor parte de mi tiempo a la prevención y resolución de disputas contractuales internacionales sujetas al derecho inglés, lo cual da cuenta de la amplitud de puertas que abre a sus graduados la experiencia educativa que ofrece la Escuela de derecho de la Universidad Di Tella.

Ezequiel Manóvil

Abogado, Nidera (Holanda)
Magister Juris, Universidad de Oxford (Beca Freshfields Bruckhaus Deringer)
 “En materia de Derecho es importante tener una formación formal sobre contenido legal pero es esencial generar pensamiento analítico. Un pensamiento que permita analizar e interrelacionar las diferentes áreas del derecho, el mundo real, la globalización, el impacto de la tecnología, la yuxtaposición de jurisdicciones, la diversidad, etc. Leer, entender, investigar, cuestionar, hablar, escuchar, analizar, debatir es un ejercicio que debe ser constante para poder crecer profesionalmente. Esta metodología de trabajo es un marco en la formación de abogados de la UTDT – Escuela de Derecho; y sin duda la que yo más valoro. En mi carrera profesional tuve responsabilidades locales, regionales y actualmente globales. La Universidad Di Tella me ayudó, en gran medida, a generar la seguridad necesaria para asumir nuevos desafíos profesionales constantemente”.

Joaquina Albornoz-Santiago

Accenture – GLN – Ethics & Compliance Area Lead.

 Estudiar en la Escuela de Derecho de la Universidad Torcuato Di Tella definitivamente marcó mi carrera profesional. Durante mis cinco años como estudiante de la Escuela de Derecho tuve el enorme placer y privilegio de aprender no solo guiada por un cuerpo de excelentes profesores, sino también de abordar los contenidos con un enfoque práctico e interdisciplinario que nos desafiaba constantemente a pensar el mundo y buscar soluciones innovadoras a sus problemas locales y globales. Gracias a los conocimientos adquiridos durante la carrera, pude ingresar en un prestigioso estudio de abogados de Argentina para enfocarme en el área de derecho financiero y mercado de capitales. Años más tarde, decidí realizar una Maestría en Finanzas en una reconocida escuela de negocios de Barcelona. Estudiando en Barcelona, pude reafirmar que la calidad de la educación que había recibido en la Escuela de Derecho de Di Tella era realmente sólida. Me había preparado para abordar problemáticas jurídicas y, a su vez, contaba con profundos conocimientos económicos y financieros. Este aprendizaje multidisciplinario me abrió las puertas a trabajar en el exterior en una empresa multinacional donde pude poner a prueba mi conocimiento, y años más tarde, a formar parte de la banca de inversión de un grupo financiero de capitales argentinos. La Escuela de Derecho incentiva la pluralidad de ideas en el aula, la búsqueda por la excelencia y la innovación. Empezar mi carrera profesional marcada por estos pilares me permitió afrontar los desafíos que elegí, sin restricciones.

Catalina Menéndez

Banca de Inversión en Grupo SBS
Msc. in International Finance, EADA Business School Barcelona
Cuando decidí estudiar abogacía no sabia ni que existía la Di Tella. Así que le pedí una mano a uno de los pocos abogados que conocía, quien con solo mirar el plantel de profesores y el programa, no dudó un segundo. No importaba que sea la primera camada ni la reputación de otras universidades. Todos eran “cracks” en lo suyo y muchos lideraban los mejores estudios del país. Y a eso tenemos que agregar que la Di Tella era única en el país en cuanto al uso del método de enseñanza internacional y a las materias que ofrecía. El programa no sólo reemplazaba materias intocables como Derecho Romano por materias como Microeconomía y Negociación, sino que además daba la oportunidad a los alumnos de expandir su network al estudiar con los chicos y chicas de otras carreras de la Universidad.
Habiendo pasado más de 15 años desde mi graduación, tengo la certeza de haber estudiado en el mejor lugar posible en la Argentina. Los cinco años en la Di Tella me dieron la base y formación fundamental para estudiar un MBA en Londres y trabajar en uno de los mercados más dinámicos y desafiantes del mundo. Con un plantel impresionante al día de hoy, creo que la única diferencia entre la Di Tella de ayer y hoy, son los 15 años de inigualable experiencia y reputación. 

Esteban Rubini

Director - Head of Structured Products Sales EMEA (Londres, Reino Unido)
MBA in Finance, London Business School

 Al estar desarrollando mi carrera profesional en un ámbito distinto al del derecho, puedo decir que mi formación universitaria no solamente me aportó un entendimiento profundo del derecho en sí, sino que construyó y contribuyó algo mucho más valioso para mi futuro: un entrenamiento para expresarme y debatir con claridad, capacidad para escuchar, interpretar y actuar, pero sobre todo un método para plantear problemas y encontrar soluciones, aplicable a cualquier ámbito profesional. El programa de abogacía me dio una gran formación en derecho, pero también me permitió cursar materias muy versátiles de otras carreras, como economía y empresarial, por lo que adquirí una visión mucho más integral y multidisciplinaria del mundo profesional. Creo que el valor que debe contribuir una carrera universitaria está muy ligado a la cantidad de herramientas que puede brindar. Y puedo afirmar con seguridad que mi formación universitaria me permitió desarrollar el pensamiento crítico y la creatividad, dos armas que he utilizado en mi vida profesional y personal desde entonces.

Katia Sielecki

Investor Relations, TheVentureCity

Cuando decidí que quería ser abogado, la Di Tella parecía una opción insuperable pero también englobaba muchas dudas. Al ser tan diferente (y nueva) con respecto al resto de las facultades argentinas, la elección no era nada sencilla. Por suerte, cuando comencé a cursar me di cuenta que mi decisión fue acertada y hoy, cinco años después de haberme graduado, no puedo estar más contento con el camino seguido; la mejor prueba de ello es que la continúo recomendando.
A lo largo de mi carrera profesional, la Di Tella ha sido una carta de presentación formidable. No sólo para ingresar exitosamente al mundo laboral sino también a las más prestigiosas universidades y becas del mundo. Luego de haber obtenido una maestría en la Universidad de Oxford, corroboré lo que siempre pensaba. Los claustros ditellianos están a la altura de las mejores y más prestigiosas facultades del mundo y te preparan para enfrentar los más complejos desafíos, sea cual sea el lugar en el que uno se encuentre.

Axel Hatrick

Vicepresident, J.P. Morgan
MSc. in Law and Finance, Universidad de Oxford
Becario Chevening
Habiendo transitado los primeros diez años de mi carrera profesional, tengo la certeza de que si tuviera que elegir nuevamente una carrera y donde estudiarla, esta sería Abogacía y en la Escuela de Derecho de la Universidad Torcuato Di Tella. Una de las características que diferencian a la UTDT es su versatilidad en la preparación de profesionales aptos para desarrollarse en cualquier aspecto del universo de la abogacía, desde su faz académica, hasta su faz judicial o empresarial. En mi caso en particular, el haber recibido un enfoque moderno del derecho y la posibilidad de tener acceso a materias de economía y administración, como así también al fascinante mundo del análisis económico del derecho (rasgos característicos de la UTDT), fue fundamental para mi desarrollo profesional. Dicha formación interdisciplinaria fue esencial para mi rápida inserción y adaptación a los desafíos profesionales que me tocó enfrentar. Sin duda la escuela de derecho de la UTDT está enfocada a la formación de profesionales sólidos y aptos para un mundo moderno, vertiginoso y de constantes desafíos. Enfoque que sitúa a la UTDT al nivel de las principales escuelas de derecho del exterior.
El ejercicio de la abogacía en estos tiempos exige profesionales flexibles y con un gran poder de adaptación. La visión amplia y moderna del derecho en la UTDT hace de su carrera de Abogacía una gran herramienta para alcanzar esa formación.

Juan F. Mendizabal Frers

Abogado, Nidera
LL.M. University of Illinois School of Law



Compartir: