Mensaje del Director

Vivimos en un entorno altamente cambiante, incierto. ¡Vaya si lo hemos aprendido! 

Cuando pensábamos que todo debía cambiar, con el entusiasmo de dejar atrás al COVID, la realidad nos volvió a sorprender. Pero falta menos que antes y debemos prepararnos para esta nueva normalidad. 

Las nuevas tecnologías ofrecen a diversas áreas (comercial, ventas, experiencia de cliente) recursos y canales con potencialidades incalculables, pero también grandes y novedosos desafíos. En escenarios como el actual, llegar a las metas de ventas con una experiencia valorada por los clientes requiere no solo de una estrategia comercial innovadora, sino también de una ejecución altamente efectiva. La clave: una adecuada coordinación entre los canales de ventas, donde prevalecen los canales digitales. 

El desafío consiste en asegurar una ejecución brillante, rigurosa y efectiva de la estrategia planteada. Para ello es imprescindible que los gerentes desarrollen sus competencias de liderazgo de equipos, apoyados en nuevos esquemas de liderazgo remoto y home office, además de que incorporen efectivas metodologías de gestión, que miren tanto los resultados como el proceso. 

Por último, para lograr los resultados buscados, estos dos pilares (estrategia y ejecución) deben ser monitoreados a través de todas las herramientas y tecnologías disponibles para realizar un seguimiento permanente que nos alerte de eventuales desvíos y nos permita corregirlos ágilmente. 

En definitiva, si no soy yo, entonces ¿quién? Si no es ahora, entonces ¿cuándo?

Santiago Titievsky
Posgrado en Marketing, IAE.