Di Tella en los medios
Clarín
3/08/11

"Crece el interés en el mundo por las pruebas de calidad educativa"

LO ASEGURO UN ESPECIALISTA NORTEAMERICANO EN EL TEMA, EN UNA CONFERENCIA QUE DIO AYER EN BUENOS AIRES

Sirven para poder mejorar en educación y también influyen en la competitividad de los países.

La evaluación de la calidad educativa se ha convertido en un tema central en los últimos tiempos. Los investigadores trabajan para mejorar las herramientas de medición y comparación, los gobiernos debaten con los gremios los efectos de implementar evaluaciones docentes ­siguiendo la lógica de que mejores docentes suponen mejores alumnos­ y la sociedad civil muestra un interés genuino en este tema. Todos los sectores participan con un interés común: mejorar la calidad educativa. Y para eso la participación en pruebas de calidad educativa, con estándares internacionales que permitan la comparación, es cada vez más importante.

"Las pruebas de educación dan una posibilidad de aprender", dijo ayer el especialista estadounidense Gilbert Valverde durante una conferencia en la Torcuato Di Tella. "Lo que se ve en los últimos años es un creciente interés por parte de los países para participar en evaluaciones educativas", señaló Valverde, que llegó a nuestro país gracias al apoyo del programa de Fulbright Argentina y que también participó en conferencias en la Universidad de San Andrés.

Cada vez más, los resultados de las pruebas internacionales se utilizan de la misma manera que otros índices internacionales que pueden servir, por ejemplo, para establecer tarifas entre dos países.

Y si bien estas evaluaciones realizan su aporte central al campo educativo, es también posible relacionarlas con la competitividad de los países en estructuras económicas globales y funcionan como un estándar de calidad a la hora de establecer acuerdos o convenios.

Los resultados de la evaluación PISA de las últimas tres ediciones mostraron un pobre desempeño de los alumnos argentinos. Sin embargo, Valverde cuestionó el método de equiparación de datos que tiene esta evaluación. "Los errores de equiparación parecieran ser mayores para la parte inferior (del ránking). Las inferencias sobre mejoría, deterioro o estancamiento en América Latina son las que debemos volver a examinar", dijo Valverde, presidente electo de la Sociedad Internacional de Educación Comparativa y también con amplia trayectoria en el campo de evaluación educativa y de los estudios internacionales comparados de política educativa.

De todas maneras, el especialista aclaró que hay razones suficientes como para dar por válido el hecho de que Chile mostró una creciente mejoría y que hay un deterioro en la calidad educativa de nuestro país. La falta de una cultura de la evaluación también incluye (ver La Argentina...).

Valverde señaló que Argentina es un país que hay que estudiar.
"En la mayoría de los ítems comunes, el patrón argentino promedio difiere del resto de los países de la región". Dio un ejemplo: aquí los alumnos contestan menos cantidad de preguntas que sus pares de otros países, que aunque se equivoquen tienden a contestar todas", dijo el especialista.

El especialista también alertó sobre el hecho de que "no se aprovecha lo suficiente a nivel regional una herramienta de evaluación como es PISA". Y concluyó: "Hay mucho en esos datos que surgen que merece ser explicado".
«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»

La Argentina mide poco
Además de cuestionar los métodos utilizados por la prueba PISA para medir la calidad educativa en el mundo (un ránking en el que Argentina figura 58 entre 65 países), desde el ámbito local tampoco existe una cultura de la evaluación de alumnos y docentes, con resultados que luego sirvan para mejorar. En marzo de este año, el Centro de Estudios en Políticas Públicas cuestionó que "hasta 2003 el Operativo Nacional de Evaluación se hizo todos los años, luego cada dos y desde 2010 se trianualizó". Y que "los resultados tardan más de dos años en difundirse".
«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»
Pruebas internacionales
Es una evaluación
internacional que compara la calidad y eficiencia de los alumnos de 15 años en lengua, matemática y ciencias. Es organizada cada tres años por la la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. Argentina participa desde el año 2000.
El Estudio Internacional de Matemáticas y Ciencias (TIMSS) es un proyecto de la Asociación Internacional para la Evaluación Educativa (IEA) para alumnos de primaria y secundaria. Se hace cada cuatro años y participan 48 países, entre los que no figura la Argentina. 
Por Diego Geddes 
 

Publicado en:
Link: