Di Tella en los medios
El Argentino
1/06/10

Exploran financiamiento a través del mercado y fondos de garantía para favorecer la inversión

El BID presentó un trabajo sobre la productividad en la región, donde la Argentina está segunda en Sudamérica, después de Chile. La falta de financiamiento volvió a surgir como uno de los puntos a resolver.

Por Patricia Valli

Economistas, funcionarios públicos y académicos coincidieron en que existe una correlación entre la inversión y la productividad, factores que hacen al crecimiento de largo plazo. Así se analizó ayer en la presentación de un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en la Universidad Torcuato Di Tella donde la titular de la Agencia de Promoción de Inversiones Prosperar, Beatriz Nofal, consideró que “el escenario internacional le sonríe a la Argentina y el desafío es mantener el crecimiento”. Y señaló que se busca favorecer la inversión en innovación tecnológica para seguir creciendo.

“Cerrar el canje y negociar con el Club de París es una decisión clave para los proyectos de inversión de las grandes empresas”, consideró Nofal, que indicó que se apunta a limitar la volatilidad de la tasa de interés.

Según el titular del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), Mauro Alem, se está evaluando la posibilidad de crear fondos de garantías –por ejemplo– para tecnología a través del Fondo Tecnológico Argentino (Fontar) mientras que también se mira al mercado de capitales. “No está en nuestro mandato fomentar los fondos de inversión de riesgo, pero podemos establecer los plazos para que funcione por tres o cuatro años y después se haga una recompra o se otorgue un crédito de largo plazo”, señaló como variante mientras que se espera la definición sobre una vuelta de la banca de desarrollo, instrumento que tomará la estructura del BICE.

De acuerdo con el informe del BID, la escasez de crédito hace que haya una importante dispersión en la productividad de la región. En la comparación con los EE.UU., Chile es el país que más se acerca al país del Norte, con un 77% de productividad mientras que la Argentina alcanza el 63,5%, Uruguay el 63%, México el 58% y Brasil un 57 por ciento. Por otra parte, se señaló que en América latina hay una gran cantidad de recursos en empresas de baja productividad y el desafío es hacer que pase a las medianas y grandes.

Nofal, que anoche viajó a los Estados Unidos para encabezar una misión de atracción de inversiones, puntualizó que hay un aporte al crecimiento que proviene de sostener la demanda agregada, medida que, de acuerdo con su evaluación, permitió evitar el derrumbe de la economía en la última crisis.
Las reflexiones formaron parte del debate en el que participaron empresarios como el sojero Gustavo Grobocopatel, que consideró que la política económica tiene “un foco de protección más que de desarrollo” y evaluó que “hay un ataque al ‘mercado’ que deja de incentivar la inversión y la productividad”.

Desde la empresa Biosidus, Marcelo Argüelles evaluó que las tasas a las que se accede son caras y ejemplificó con una tasa del 14% anual en dólares. “No hay un mercado de capitales apto para las necesidades de un emprendedor”, señaló.

También del lado de la banca, el presidente del Banco Ciudad, Federico Sturzenegger, explicó el porqué de la reticencia. “En los ’90, a través de los ‘proyectos de inversión’ entraron todos los ‘tufos’ a los bancos”, recordó.

Publicado en:
Link: