Di Tella en los medios
Ámbito Financiero
16/09/20

Furiase: "El Gobierno tiene que generar shock de confianza"

El profesor de la Escuela de Negocios analizó las condiciones necesarias para lograr el shock y convencer al mercado de que Argentina va hacia un proceso de consolidación fiscal en 2023.

Federico Furiase

Federico Furiase

El director de la consultora EcoGo, Federico Furiase, aseguró que para que se pueda cumplir con los números del Presupuesto 2021 se tiene que superar el “ruido político”. Afirmó que el crecimiento del 5,5% es viable “por arrastre estadístico” de la segunda mitad del 2020

A continuación, la charla que mantuvo con Ámbito:

Periodista: ¿Son cumplibles los números del Presupuesto 2021?

Federico Furiase: El nivel de inflación del 28% al 30% con un dólar en torno del $101, supone un escenario en el que el gobierno logró estabilizar la macroeconomía e implica que logró revertir el círculo vicioso de déficit fiscal que deja la pandemia, emisión monetaria y brecha cambiaria. Eso es porque supone que generó un shock de confianza para lograr convencer al mercado que va a un proceso de consolidación fiscal hacia 2023 en el marco de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y una política que dejar de meter incertidumbre.

P: ¿Puede lograrse aun sin ese supuesto que usted plantea, sobre todo desde lo político?

F.F: Va a ser muy difícil con este nivel de brecha cambiaria y un Banco Central perdiendo reservas. Es muy complicado pensar en un escenario de apreciación del tipo de cambio real hacia adelante, si no se genera este shock de confianza.

P: A su criterio, ¿el crecimiento del 5,5% que indica el proyecto es lo más viable del mismo?

F.F.: Eso es más viable por efecto arrastre estadístico. Lo que deja el 2020 de arrastre está en esa zona, si hay una recuperación económica en los meses que quedan de este año. Además se parte de un nivel de capacidad ociosa muy alto, por lo cual el margen para que rebote la economía es muy amplio, pero claramente requiere que haya un escenario de estabilización económica.

P: ¿Cuando se dice que hay 4,5% de déficit implica anular el gasto ligado al covid-19 y que el resto siga su curso?

F.F: Si. Hay un aflojamiento del gasto ligado al covid-19 y hay también una recuperación de la recaudación fiscal porque rebota la economía.

P: ¿Piensa que el FMI puede exigir un mayor esfuerzo en el gasto?

F.F: Puede ser. No si en el 2021. Ahí lo que hay que ver es la película fiscal como llega al 2023, para poder patear los vencimientos con el Fondo hasta ese momento. Es probable que el organismo le pida a la Argentina el equilibrio fiscal ese año. El gobierno va a tener que mostrar que tiene capital político para ir por ese sendero.

P: ¿Cómo se va a poder financiar el déficit del 2021?

F.F.: Viniendo de un déficit fiscal que deja la pandemia en torno de 7 puntos, achicar el déficit 4,5 puntos en un año electoral es difícil, pero el problema es que Argentina no tiene financiamiento en el mercado de capitales. Por lo tanto, va a tener que hacerlo con un mix de emisión monetaria y de mercado local. Y eso puede dejar un nivel de inflación más alto del que está en el presupuesto. El mercado local es muy chico y por lo tanto es limitado lo que pueda absorber, y por otro lado, deja menos fondos para el financiamiento privado.

P: En definitiva, a su criterio, este presupuesto es cumplible en la medida en que se apacigüe el ruido político…

F.F: Implica que la política no meta ruido en términos de generar presión sobre el riesgo país, el cierre de algunas empresas por expectativas de aumento de carga impositiva, reforma judicial. La incertidumbre política juega, además de la parte económica.


Edición impresa: