Di Tella en los medios
Radio Con Vos FM 89.9
26/11/18

Juan Gabriel Tokatlian: “Esta cumbre del G20 va a ser la cumbre de la geopolítica”

El profesor plenario del Dpto. de Ciencia Política y Estudios Internacionales dialogó con María O’Donnell en Radio con Vos para explicar de qué se trata la cumbre del G-20. “Esta es una cumbre que no trae líderes con agendas promisorias y positivas”, aseguró el especialista.

El profesor de la Universidad Torcuato Di Tella Juan Gabriel Tokatlian fue entrevistado en el programa “Tarde para nada” de cara a la cumbre del G-20 que se realizará esta semana en Buenos Aires. En este contexto, el profesor explicó qué es el G20: “Para entender el G-20 hay que entenderlo en función del G-7, esto es, la reunión de países capitalistas, altamente desarrollados, occidentales que tuvieron un desarrollo importante antes de la Guerra Fría y a posteriori. Era un cónclave informal que daba las grandes líneas directrices de lo que sería la economía internacional”.

En el G-7, contó el profesor, se reunían Estados Unidos, Canadá, Francia, Japón, Italia, Alemania e Inglaterra. “Termina la Guerra Fría y el G7 sigue existiendo como algo que le daba rumbo al triunfo de Occidente. A raíz del colapso de la Unión Soviética, y para atraer a la nueva Rusia al seno de Occidente, se crea el G8 para que Rusia participe de estos encuentros de altos mandatarios”, detalló.


“En medio de todo eso, la economía internacional empieza a sufrir unos embates muy fuertes. La crisis asiática de 1997 genera la sensación de que hay un problema grave a nivel financiero internacional. En 1998 hay una gran devaluación del rublo ruso y al final de 1998 se suma una crisis de devaluación en Brasil”, explicó.  En este contexto de crisis internacional, manifestó el profesor, Canadá y Alemania “tienen la iniciativa de configurar esto en un ambiente mucho más amplio y se crea el G-20”.

De este modo, indicó Tokatlian, el G-20 emerge como una reunión de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales y no como una cumbre de mandatarios. “Nace para resolver y asumir desafíos financieros y económicos que había en aquél momento”, apuntó el experto. Respecto a la incorporación de Argentina en este grupo, contó: “Gracias a la iniciativa de Canadá está Argentina, porque necesitaba una equidistancia geopolítica mayor en la región para que haya gente de todos los continentes”. Además, agregó que no se trata de la reunión de 20 países, sino que son 19 más un representante de la Unión Europea.

El G-20 sufrió una transformación en 2007-2008 con el estallido de la burbuja financiera en Estados Unidos. “La situación obliga a pensar ya no solo en ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales. En 2008 se convierte en una cumbre de presidentes y la primera se realiza en noviembre de ese año en Estados Unidos”, indicó. “Este G-20 modificado tuvo un enorme impulso inicial que se termina en 2012 cuando hay una sensación de pánico fenomenal de que hay que hacer algo respecto a la crisis financiera. Ahí se decide modificar el sistema de cuotas y la representación de los países en el Fondo Monetario Internacional (FMI). En la medida en la que se va superando la crisis financiera la agenda del G-20 se vuelve cada vez más vaga, más general”, comentó Tokatlian.

Consultado acerca del posible encuentro entre los mandatarios de Estados Unidos y China, el profesor manifestó: “Tenemos un mal antecedente porque hace unas semanas se llevó a cabo la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) y, por primera vez desde su creación, no llegó a un documento de consenso por la posición intransigente de Estados Unidos y por el malestar de China. Entonces, llegan a Buenos Aires con los guantes puestos”. Por su parte, Macron y Merkel arriban “con una Europa desgastada que terminó de sellar el Brexit, llega desarticulada y con un peso específico cada vez menos relevante”.

“Esta es una cumbre que no trae líderes con agendas promisorias y positivas”, aseguró Tokatlian. Además, agregó que otro rasgo distintivo será que "no habrá un equilibrio político partidista, en esta cumbre el más liberal de todos es el presidente de Canadá, Justin Trudeau, el resto está del centro a la derecha". 

En línea con esto el especialista hizo hincapié en las transformaciones que fue atravesando la cumbre: “Era una cumbre que nació por razones financieras y ahora estamos hablando de otros temas que poco tienen que ver con resolver los dilemas económicos. Va a ser una cumbre mucho más de naturaleza geopolítica que de naturaleza geoeconómica”.

Consultado por el rol global de India y la posibilidad de aumentar su relación con Argentina, el profesor expuso: “Podría tener vínculos perfectamente porque India ha estado cada vez más interesada en Latinoamérica. Sin embargo, su nivel de incidencia y el nivel de intercambio con la región es muy bajo”. De todos modos, aseguró que la relación se ve afectada por ciertos factores: “India está atravesada por un gobierno nacionalista muy extremista en sus posiciones. En segundo lugar, las tensiones con Pakistán son una incertidumbre grande en el mundo. Además, India es socia de Brasil, de Alemania y de Japón para llegar al Consejo de Seguridad con un asiento permanente y Argentina es socia de Pakistán y quiere un asiento rotatorio. Hay razones políticas entonces para hacer relaciones prudentes con la india”.

Para finalizar, María O’Donnell consultó si tiene sentido para Argentina ser el escenario del G-20, a lo que Tokatlian respondió: “Para este gobierno la decisión de solicitar ser sede de esta cumbre iba acompañada de la decisión de realizar la reunión ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que se realizó el año pasado. Era un modo del “volver al mundo”, en términos utilizados por el Gobierno actual. El antecedente de la OMC lo tomo muy en cuenta porque parte de la misma idea”.

Escuchá la entrevista completa acá: