Novedades
6/10/2020


Buenos Aires, 7 de octubre de 2020

Estimada/o integrante de la comunidad ditelliana: 

Hace un año, en el cierre de mi primera carta a la comunidad ditelliana como rector, te decía: “destinamos nuestros mayores esfuerzos a expandir un espacio independiente e inclusivo, lo suficientemente sólido para adaptarse a los desafíos del futuro”. La solidez de la Universidad ha sido justamente lo que nos permitió adaptarnos a las circunstancias excepcionales que trajo 2020. Frente a la sorpresa provocada por la pandemia, actuamos con agilidad y eficacia. La rápida migración de todas nuestras clases al formato virtual constituyó un esfuerzo extraordinario del cuerpo de profesores/as y del equipo de gestión. Para conservar en la virtualidad la calidad de nuestras aulas, aprendimos nuevas tecnologías con velocidad y dedicación, replanteamos metodologías de enseñanza y preparamos materiales de estudio, todo en tiempo récord. 

Con altísimo grado de satisfacción por parte de estudiantes y docentes, desde marzo dictamos más de 18.000 clases entre carreras de grado, programas de posgrado y cursos extracurriculares. Los/as alumnos/as pudieron rendir sus exámenes (¡y recibirse aquellos/as más avanzados/as!) dentro del cronograma académico definido prepandemia. Abrimos a la comunidad más de 70 charlas en diversos ciclos para contribuir al debate público. Asimismo, contratamos consultores externos expertos en educación online y ofrecimos a nuestros/as profesores/as un programa de asesoramiento individual para mejorar la pedagogía de sus clases virtuales, que ya han tomado 130 docentes. También habilitamos nuevos canales de comunicación para que los/as estudiantes resolvieran dudas administrativas y bibliográficas, al tiempo que reforzamos la red de contención a través de nuestro equipo de psicólogas en Orientación de Estudios. 

En síntesis, a pesar de la pandemia seguimos investigando y educando con la excelencia que caracteriza a nuestra institución. Esto nos parece importante no sólo porque nos ha permitido continuar con nuestras actividades habituales, sino porque la capacidad de adaptación y rápida reacción frente a la adversidad de la cuarentena es también una parte crucial de la educación no formal que brindamos a nuestros/as estudiantes. 

De todas maneras, así como redoblamos esfuerzos y enfrentamos los desafíos del presente con energía, continuamos pensando en el futuro. Por ese motivo, lanzamos la Licenciatura en Tecnología Digital, una nueva carrera de grado que comenzará a dictarse en marzo próximo. Se trata de una carrera conceptualmente nueva, que formará profesionales expertos en tecnologías y sus aplicaciones, listos para incorporarse a sectores de punta del mercado laboral. Tiene una perspectiva sólida en lo técnico y al mismo tiempo fuertemente multidisciplinaria. La nueva carrera ha generado un gran interés en los postulantes para 2021. Asimismo, desarrollar contenidos de esta calidad nos permite poner a disposición de todo el alumnado de grado el Núcleo Digital, un menú de materias optativas de vanguardia sobre programación y ciencia de datos, entre otros temas. 

En lo que va de 2020, continuamos la consolidación de un equipo multidisciplinario de profesores/as formados/as en las mejores instituciones del mundo, capaces de ofrecer perspectivas diversas en sus clases e investigaciones. Ellos/as son: en Negocios, Elisa Belfiori (Ph.D. in Economics, University of Minnesota; nueva directora de las Licenciaturas en Economía Empresarial y en Administración de Empresas), Agustín Gravano (Ph.D. in Computer Science, Columbia University; director de la flamante Licenciatura en Tecnología Digital), Julio Fermo (Magíster en Finanzas, UCEMA; nuevo director académico de la Maestría en Finanzas) y Melani Machinea (MBA, MIT; nueva directora académica del MBA/EMBA); en Arquitectura, Iván Valdez (M.A. in Landscape Urbanism, Architectural Association School of Architecture, Londres; nuevo director de la Carrera de Arquitectura); en Gobierno, Cecilia Calero (Doctora en Ciencias Biológicas, Universidad de Buenos Aires; nueva directora del Área de Educación) y Darío Judzik (Doctor en Economía Aplicada, Universidad Autónoma de Barcelona; director de Formación Ejecutiva en Políticas Públicas), en Estudios Históricos y Sociales, Camila Perochena (Doctora en Historia, Universidad de Buenos Aires); y en Ciencia Política y Estudios Internacionales, Florencia Montal (Ph.D. in Political Science, University of Minnesota). 

Quisiera destacar el hecho de que, por primera vez en la historia de la Escuela de Negocios, tanto en grado como en posgrado, la dirección de varios programas curriculares está a cargo de mujeres. Ese es, a partir de 2020, el caso de las licenciaturas en Economía Empresarial y en Administración, y también el del MBA/EMBA (directora académica) y el de la Maestría en Finanzas (directora ejecutiva) en posgrado. 

Nuestros/as docentes son reconocidos por su trayectoria y por su capacidad. Entre 2017 y 2019, recibieron distinciones tales como el Premio Sarmiento del Senado de la Nación, el Latin America Research Award de Google, el Evert Gummesson Outstanding Research Award, el Mathematical Congress of the Americas Prize, el Premio Fundación Bunge y Born, membresía como Académico Titular en la Academia Nacional de Ciencias Económicas y el nombramiento como fellow de la Econometric Society, entre otros. Además, en 2019, nuestros profesores produjeron 128 publicaciones, entre libros, capítulos de libros y artículos en revistas científicas. 

El Programa de Becas y Préstamos de Honor acompaña este año a 1.441 estudiantes de grado, lo que representa el 47% del alumnado. Contemplando la situación atípica que nos toca vivir y la primera experiencia de alumnos/as y profesores/as con exámenes virtuales, decidimos que las notas del primer semestre de 2020 no afecten el promedio de nota mínima requerido para conservar las becas, buscando un equilibrio entre la exigencia y la empatía. En definitiva, trabajamos para seguir cumpliendo con los dos compromisos clave que caracterizan a nuestra institución: la calidad académica y la igualdad de oportunidades. 

Como nos proponemos atraer a los/as mejores alumnos/as a nuestras aulas, creamos una nueva beca dirigida a quienes hayan obtenido resultados destacados en la Olimpíada Matemática Argentina. La tradición ditelliana, vinculada con la innovación, nos lleva a prestarle cada vez más atención al conocimiento indispensable para que las nuevas generaciones desarrollen todo su potencial. 

En estos meses, no nos cansamos de decirlo: ¡la educación no se detiene! Tenemos por delante el desafío de recaudar los fondos necesarios para recibir en los próximos años cada vez a más jóvenes talentosos/as sin importar las posibilidades económicas de sus familias, aún más en este contexto tan especial. Estamos pensando en nuevas herramientas y canales para atraer a más empresas y personas a nuestro proyecto porque creemos en el valor de la educación como motor del crecimiento de nuestra sociedad. Confiamos, como siempre, en el compromiso de nuestra generosa comunidad filantrópica. 

El Programa de Becas Nominadas, en el que aliados estratégicos acompañan a uno/a o más estudiantes y costean su arancel a lo largo de su paso por la Universidad, es otra forma de contribuir a la igualdad de oportunidades. Agradecemos especialmente a quienes se sumaron a esta iniciativa y nos permitieron ampliar el Programa de Becas y Préstamos de Honor: Banco Galicia, Cervecería y Maltería Quilmes, Familia Ledesma Arocena-Guerrico, La Anónima, Pan American Energy Group, The Corpag Group, Unilever y Warner Media, y a todos los que participaron en la Cena Anual de 2019. 

Creemos que la relación con los/as graduados/as es fundamental para nuestro crecimiento. Quienes conocen de qué se trata el espíritu ditelliano pueden transmitir de primera mano su experiencia y su perspectiva. Por ese motivo, a propuesta de un graduado miembro de nuestro Consejo Económico y Social, estamos poniendo en marcha un programa de mentoreo, en el que graduados/as acompañarán y darán apoyo a estudiantes de grado en sus primeros pasos en el desarrollo profesional. Asimismo, los lazos de los/as graduados/as con el Fondo de Becas de la Universidad se han fortalecido en el último año a través de la Cena Anual y la campaña “Un Ditelliano por otro Ditelliano”. 

Las familias de nuestros/as alumnos/as también acompañan el desarrollo de la Universidad participando de la Cena Anual, nominando espacios en el Campus Di Tella o aportando una cuota extraordinaria al final de la carrera de sus hijos/as. Sabemos que estos meses han significado un desafío en todos los aspectos de la vida para cada familia, por lo que agradecemos especialmente la confianza y el apoyo. 

Este año también adecuamos a las circunstancias nuestra campaña anual de recaudación, que ya ha comenzado y que se extenderá durante varias semanas hasta concluir con un gran evento virtual de cierre el 10 de noviembre. En tal evento, tendremos el honor de escuchar al expresidente brasileño y doctor honoris causa de la Di Tella, Fernando Henrique Cardoso, sobre “Brasil: perspectivas políticas y económicas. Implicancias para América Latina”. Este será, además, un espacio de agradecimiento y reconocimiento a nuestros/as donantes, para el cual estamos analizando la posibilidad de incluir un segmento de socialización y reencuentro (virtual, desde luego…). 

Toda generación enfrenta en algún momento grandes desafíos colectivos. Esta pandemia es probablemente el primero de nuestros estudiantes actuales y de los graduados posteriores al 2001. Seguramente, cuando pasen los años, miraremos hacia atrás y reconoceremos con mayor perspectiva y nitidez el enorme esfuerzo que nos tocó en este año histórico. Estoy realmente orgulloso y agradecido con nuestro equipo, nuestros/as docentes, nuestros/as estudiantes y los miembros de nuestros cuerpos de gobierno, porque creo que, entre todos/as, hemos reafirmado el compromiso de la Universidad Torcuato Di Tella, un espacio independiente e inclusivo, con la construcción de un país moderno, próspero y a la altura de los más grandes desafíos de su tiempo. Muchas gracias por el acompañamiento de siempre. 

Te mando un gran abrazo,


Juan José Cruces
Rector