En los medios

Fortunaweb
20/05/20

Startups: las estrellas de la economía post pandemia

El profesor de la Escuela de Negocios destacó las claves que las startups deben atender para prosperar en la post pandemia.

Por Aleksan Buyuk Kurt



Tal vez el título de esta nota debiera ser «Por qué el mundo se convirtió en una startup». Lo cierto es que muchas de las características constitutivas de las startups podrían aplicarse a los países actualmente. Y varias de ellas son la base del título que sí antecede la nota: ellas van a ser las verdaderas estrellas de la economía post pandemia.

Así como las startups suelen trabajar con nuevas ideas o proyectos, el mundo se encuentra actualmente frente a un panorama inesperado que lo obliga a repensar el futuro, el cercano y tal vez el de mediano plazo. La escasez de recursos, característica de estos proyectos de emprendedores al comenzar, también se aplica a los países con economías devastadas. 

Si bien cada nueva acción que determinan los gobiernos responde a un análisis previo y a la determinación de procesos específicos, lo cierto es que se trata, en muchos casos, de ensayo y error. De probar sin tener la certeza, dado que el covid es algo totalmente nuevo. Eso que está en la base de algunas startups es lo que hoy se preguntan los gobiernos: abrimos o no abrimos, cuánto abrimos, en qué lugares y cómo lo segmentamos y chequeamos resultados.  

A su vez, procesos que antes llevaban meses, actualmente se deben resolver con metodologías ágiles, en días o semanas. Si no, pensemos por caso en los planes de salvataje para los diferentes estratos de los trabajadores: tener una ley que abarcara todo eso hubiera tomado meses o años. Ahora, en poco tiempo, y a pesar de no ser ideales, hay planes para los diferentes grupos sociales y laborales. El caso de los proyectos de investigación, tanto del Estado como de los laboratorios privados, para llegar a una posible vacuna contra el coronavirus, así como también para tener tests de determinación de la existencia del virus, no requiere de mayores ampliaciones, ya que funcionan como unidades emprendedoras en sí mismas. Son startups

Por qué a las grandes les cuesta más

Las empresas más grandes todavía están asimilando el golpe, aprendiendo a convivir con esta nueva realidad. Y, para ser honestos, en la mayoría de sus empleados difícilmente encuentren perfiles que puedan liderar un proceso de estas características, no por incompetencia, sino porque no los hay.

Todos los que hemos decidido trabajar de manera independiente, en algún momento de esa transición nos vimos obligados a convertirnos en profesionales en la administración de nuestro tiempo, caso contrario la productividad es muy baja. Hoy las empresas grandes deben dar ese salto evolutivo y de profesionalismo.

La clave está en el rediseño de la propuesta de valor hacia el empleado: eliminar la sobreexposición como única forma de mostrar compromiso (estar presente en 8 Zooms a diario), eliminar el micromanagement y dejar que la gente trabaje por objetivos. Tantas veces se ha dicho esa frase… ahora hay que vivirla.

Hoja de ruta para startups

A pesar de que, por sus características intrínsecas, serán las grandes protagonistas de la economía post pandemia, las startups no tienen el camino allanado, ni mucho menos. Por eso, hay ciertas cuestiones que deben tomar en cuenta para fortalecerse y prevalecer en un contexto que será negativo para todos. 

El primer consejo es imaginar este proceso como una maratón de 42 kms y no una carrera de 100 mts. En ese sentido, deben lograr ser sostenibles en el tiempo, lo que significa poder transitar este momento sin caer en la ansiedad de los resultados a corto plazo o rutilantes. El segundo consejo es aprovechar este contexto para hacer la tarea que quedó pendiente. Siendo que muchas ramas de la industria están frenadas, aunque ahora con una lenta apertura, es buen momento para hacer lo que no se hizo oportunamente (un buen business plan, un buen proceso de design thinking, etc). Es importante, a su vez, enfocarse en los procesos creativos, de modo de no quedar asincrónico con el clima global.

Como vemos, la economía que viene no va a ser sencilla. Menos dinero, países más cerrados, poca financiación, etc. En ese contexto de escasez, las startups saben cómo manejarse y cuentan con metodologías ágiles para crear y adaptarse a este nuevo mundo que viene, el mundo startup, en el que mucha cosas deben reinventarse. 

*Consultor en innovación y Jefe de Trabajos Prácticos de Desarrollo de Nuevos Negocios en Universidad Torcuato Di Tella