En los medios

El Cronista
23/11/18

Larreta logró aprobar la creación de la UniCABA a pesar de las protestas

El profesor Mariano Narodowski del Área de Educación de la Escuela de Gobierno de la UTDT defendió la UniCABA: "El proyecto cambió radicalmente. Antes, era 29 (institutos) reemplazados por uno y, ahora, es 29 más uno. Es decir, se quedan los institutos, tal como están, se crea la universidad docente y, además, se crea una institución para evaluar a los Institutos de Formación Docente, para intentar mejorarlos", manifestó.

Por Deborah de Urieta
Pese a las fuertes protestas e incidentes que se registraron fuera de la sede parlamentaria de la ciudad, el oficialismo porteño hizo valer ayer su mayoría en la Legislatura porteña y aprobó, en soledad, el proyecto que habilita la creación de la UniCABA, una universidad destinada a la formación docente. El proyecto, que también incluye la creación de una institución para evaluar a los Institutos de Formación docente, fue fuertemente cuestionado por los gremios docentes, estudiantes y otros espacios políticos. La iniciativa fue sancionada gracias al apoyo de los 34 legisladores de Vamos Juntos, ya que ninguno de los representantes de los otros bloques respaldó el proyecto.
Afuera de la Legislatura se produjeron choques entre policías y manifestantes
Mientras que en la Legislatura, que permanecía vallada, se debatía la creación de la UniCABA, en las afueras se produjeron incidentes entre manifestantes y efectivos de la policía de la Ciudad. Las distintas agrupaciones docentes, de estudiantes y dirigentes políticos expresaron su al proyecto, al considerar que la creación de la universidad para la formación docente responde a los intentos de “desfinanciar los profesorados y evaluarlos negativamente, para cerrarlos”.

Puertas adentro del recinto legislativo y durante la sesión, de la que sólo pudieron participar los rectores de los 29 profesorados que funcionan actualmente en la ciudad, la oposición concentró sus cuestionamientos sobre el funcionamiento y la financiación de la UniCABA. El kirchnerismo advirtió que con la ley, la gestión de Horacio Rodríguez Larreta está “tratando de construir un modelo que se asienta en que el alumno sea un emprendedor individualista y el maestro tiene que ser disciplinario”. A su vez, los representantes de Evolución, indicaron que la nueva universidad “no es sólida en materia presupuestaria”, ya que el oficialismo decidió modificar la iniciativa original y mantener los profesorados que en el primer borrador planteaban eliminar. En tanto que el radicalismo porteño criticó el sistema de designación del rector organizador de esta nueva universidad, que según la norma será elegido por el Ejecutivo local.

La polémica en torno a la nueva ley también alcanzó a los especialistas del sistema educativo. El ex ministro de Educación Mariano Narodowski si bien planteó algunos cuestionamientos al proyecto original, defendió la iniciativa finalmente votada. “El proyecto cambió radicalmente. Antes, era 29 (institutos) reemplazados por uno y, ahora, es 29 más uno. Es decir, se quedan los institutos, tal como están, se crea la universidad docente y, además, se crea una institución para evaluar a los Institutos de Formación Docente, para intentar mejorarlos”, indicó ante El Cronista.

A su vez, Débora Kozak, rectora del Normal 1 y vicepresidenta del Consejo de Educación Superior de Gestión Estatal (Cesge) indicó que con la norma “se quiere hacer una intervención de las instituciones hasta su progresivo cierre y usarán la evaluación como excusa para llevar a cabo un ajuste presupuestario cerrando instituciones”. “Es lo que nosotros llamamos ‘la muerte lenta’ de los profesorados”, agregó al ser consultada por este diario.

Kozak señaló que con la nueva ley el Gobierno de la Ciudad se verá beneficiado porque, según dijo, lo habilitaría a hacer “el gran ajuste presupuestario” al que aspira. Y señala otro punto: “Abre la puerta a enormes negocios inmobiliarios como la venta del predio del Profesorado de Educación Física Enrique Romero Brest, que ya instalaron”.

En cambio, Narodowski opinó que la iniciativa es “técnicamente razonable, aunque tiene algunos aspectos que son mejorables”. Aun así, consideró que los reclamos tienen asidero. “La forma en que se manejó todo esto fue muy poco cuidada. Eso generó, sobre todo en los docentes de los institutos, mucha desconfianza, porque en un principio los iban a eliminar y ahora dicen que no lo van a eliminar pero, en realidad, sí quieren eliminarlos”.
Mirá la nota en la edición impresa acá: