Novedades

Deleite de lectura en la VII Jornada Regalate un Libro

_150393166332963700.jpg

Desde muy temprano la mesa estaba servida, había torres de libros desparramándose por doquier. Esta Jornada no iba por pasos, no era una degustación, era más bien un bufé colosal.  Ante este festín, los lectores comenzaron a estremecerse y a deleitarse con los cientos de títulos exhibidos, no sabían qué servirse, comenzaban a dudar y es que querían probarlo todo. No hubo persona que se quedara sin devorar una novela, un cachito de historia o un postrecito de arquitectura. Más de 2000 libros y revistas en las áreas de Humanidades y Ciencias Sociales saciaron el hambre de nuestros lectores.

Por si fuera poco, los comensales además tuvieron una cita a ciegas con un libro. El juego era más o menos así: si encontrabas un envoltorio cuadrado en el medio del Campus, con alguna notita sobre lo que había en su interior, te lo llevabas y lo abrías en casa. La apetitosa idea tenía a todos ansiosos; mientras algunos nos rogaban por pistas de dónde encontrarlos, otros no pudieron aguantarse y de inmediato descubrieron lo que había en su interior.

La cita a ciegas nació en una biblioteca pública de Los Ángeles que quiso promocionar entre los usuarios ciertos libros. La intención no fue otra que dar a conocer aquellos que por su apariencia o impopularidad fueron olvidados. Nada más relacionado con el propósito de nuestra Jornada. Por eso de ahora en adelante seguiremos favoreciendo con esta actividad el encuentro con la lectura.

Par ver más de lo que ocurrió pueden ver los álbumes  de la Jornada y la Cita a Ciegas