Novedades

Dispersión del poder y debilidad presidencial en autoritarismos: crisis de gobierno durante el Proceso de Reorganización Nacional en Argentina (1976-83)

El Departamento de Ciencia Política y Estudios Internacionales realizó el jueves 21 de abril el evento Dispersión del poder y debilidad presidencial en autoritarismos: crisis de gobierno durante el Proceso de Reorganización Nacional en Argentina (1976-83).

Expositores

  • Benjamín García Holgado es becario doctoral del CONICET y asistente docente (UTDT, UBA). Se recibió de licenciado en Ciencia Política (UdeSA) y es magíster en Ciencia Política (UTDT). Previamente recibió una beca doctoral de la ANPCyT, con sede en el IDAES-UNSAM, y fue asistente docente en UdeSA y FLACSO. Ha publicado en Postada, Revista de la SAAP y Colección. Algunos de sus temas de interés son cambio de régimen político en América Latina y métodos cualitativos.
  • Nicolás Taccone se recibió de licenciado en Ciencia Política (UdeSA) y se encuentra en el segundo año de la Maestría en Ciencia Política (UTDT). Actualmente es asistente de investigación de Catalina Smulovitz y de docencia en diversas materias en UTDT. Asimismo, fue docente y asistente de investigación en UdeSA. Entre sus temas de interés se encuentran el funcionamiento de las instituciones políticas en regímenes autoritarios.



Luego de que el presidente de facto Jorge Rafael Videla completara dos mandatos presidenciales, la Junta Militar designó al general Roberto Viola como su sucesor, quien asumió la presidencia en marzo de 1981. A pesar de haber sido un actor muy relevante dentro del sistema político vigente (Jefe del Estado Mayor Conjunto, Comandante en Jefe del Ejército y miembro de la Junta Militar) y de tener el apoyo incondicional de Videla y de la mayoría de los generales de división a fines de 1980, sólo pudo permanecer a cargo del Poder Ejecutivo por nueve meses.

Los expositores propusieron un argumento institucionalista para explicar por qué Viola fue destituido como presidente del Proceso de Reorganización Nacional en diciembre de 1981 en Argentina. A diferencia de la dictadura chilena, el tipo de régimen militar vigente desde 1976 debilitaba institucionalmente al presidente ya que le impedía gobernar si no contaba con el apoyo de la Junta Militar y de las Fuerzas Armadas. Se sostuvo que el diseño institucional del régimen creó la posibilidad de que surgiera un presidente débil, subordinado a la Junta Militar y a los altos mandos del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea. Las reglas formales del Proceso habilitaron la conformación de una coalición opositora con los recursos institucionales suficientes para destituir al presidente.