En 1910, el ingeniero Torcuato Di Tella dio inicio a SIAM, un complejo industrial de gran poderío durante el siglo XX. Sinónimo de modernización, llegó a convertirse en una de las industrias metalmecánicas más pujantes de América Latina. La vocación filantrópica del ingeniero Torcuato Di Tella y su concepción de la empresa “como algo más que una actividad lucrativa”, inspiraron a sus hijos Guido y Torcuato a instaurar, en 1958, la Fundación Torcuato Di Tella y el Instituto, de igual nombre, en homenaje a la memoria de su padre.

El Instituto fue concebido con la misión de “promover el estudio y la investigación de alto nivel, en cuanto atañe al desarrollo científico, cultural y artístico del país; sin perder de vista el contexto latinoamericano donde está ubicada la Argentina”. Financiada por la Fundación y con el apoyo de organismos nacionales y extranjeros, la entidad cristalizaba sus actividades a través de diez centros de investigación especializados en distintas temáticas, tales como: artes, economía, ciencias sociales y urbanismo.

Al tiempo, “el Di Tella” se constituyó en un hito cultural, un centro de diseminación e investigación de ideas de avanzada en un ambiente genuinamente plural, contribuyendo a la formación de varias generaciones de artistas, profesionales y académicos de destacada actuación nacional e internacional.

A fines de los años sesenta, la censura impuesta por el gobierno militar de Onganía dificultó su continuidad y varios centros debieron cerrar sus puertas. Sin embargo, el Instituto Torcuato Di Tella mantuvo su independencia intelectual y continuó su producción en las ciencias sociales, a través de diversos programas y publicaciones.

Como resultado de este proceso, con la vocación de articular investigación y docencia a nivel superior, y con el gran estímulo de Guido Di Tella (1931-2001) acompañado por su hermano Torcuato (1929-2016), la Fundación y el Instituto Di Tella crearon en 1991 la Universidad Torcuato Di Tella.

Actualmente, la Universidad conforma una comunidad académica vibrante, donde se produce y transmite conocimiento en el marco de la excelencia académica, el pluralismo de ideas y la igualdad de oportunidades.

La Di Tella cuenta con un cuerpo de profesores del más alto nivel formados en las universidades más prestigiosas del mundo. La Universidad hoy dicta 9 carreras de grado, más de 30 programas de posgrado y más de 40 programas abiertos de Educación Ejecutiva y Educación Legal Ejecutiva, y está organizada en nueve unidades académicas: la Escuela de Arquitectura y Estudios Urbanos, la Escuela de Derecho, la Escuela de Gobierno, la Escuela de Negocios, el Departamento de Arte, el Departamento de Ciencia Política y Estudios Internacionales, el Departamento de Economía, el  Departamento de Historia, y el Departamento de Matemáticas y Estadística.