Di Tella en los medios

El presente de los ministros que ejecutaron la política económica de De la Rúa

Tiempo Argentino

19 Diciembre 2011

Algunos, como Bulrich y López Murphy, siguen queriendo dirigir los destinos del país. Otros eligieron un camino más honroso, se retiraron.
Detrás del modelo neoliberal que se derrumbó el 19 y 20 de diciembre de 2001 en medio del estallido social, la represión y los 32 asesinatos de manifestantes a cargo de las fuerzas de seguridad, hubo funcionarios; hombres y mujeres que tuvieron la misión de ejecutar las políticas en la última etapa de aquél proyecto. 

Los miembros de ese Gabinete siguen hoy con sus carreras; en la mayoría de los casos, lejos de la gestión pública. Algunos de ellos, incluso, se dedican a la actividad académica y ofrecen conferencias en distintas universidades del mundo. 

Tal es el caso del último ministro de Economía de la Alianza, Domingo Felipe Cavallo. El responsable de la aplicación del "corralito" que incautó los ahorros de miles de argentinos, hoy imparte charlas sobre su "especialidad", generalmente en instituciones de los Estados Unidos. Hace pocos días, Cavallo volvió a defender en una entrevista su política económica en el gobierno de De la Rúa al afirmar que "la oposición utilizó el corralito para hacerse con el poder". En 2005, el padre de la Convertibilidad intentó volver a la gestión al presentarse como candidato en la Ciudad de Buenos Aires pero, tras fracasar en la búsqueda de apoyo político, decidió bajarse de la postulación. 

Su predecesor, Ricardo López Murphy, también se retiró del gobierno por la puerta trasera, luego de provocar una masiva movilización estudiantil al anunciar un recorte presupuestario que afectaba a las universidades nacionales. 

Hoy López Murphy es asesor académico del Instituto Argentino Económico de Finanzas pero no abandonó la actividad política. Desde 2008 conduce el frente político Convergencia Federal (CF), aliado de Lilita Carrió en las legislativas de 2009. Este año se presentó con la CF como candidato a jefe de Gobierno porteño pero no logró superar la primera vuelta. 

Al primer ministro de Hacienda de De la Rúa, José Luis Machinea, no le fue mejor en la gestión. En el Presupuesto 2000 bajó el gasto público en $ 5000 millones y, aunque las reservas se mantuvieron, la actividad económica y el empleo cayeron, dando lugar a su salida. 

Luego fue secretario Ejecutivo de la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (CEPAL) entre 2003 y 2008. Actualmente es catedrático del Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Alcalá, España, y director de la Escuela de Gobierno de la Universidad Torcuato Di Tella de la Argentina. Además, según su curriculum, fue designado "integrante de la comisión de notables que asesorará al Fondo Monetario Internacional en cuestiones vinculadas a América Latina".

Alberto Flamarique fue otra figura controvertida. El Ministro de Trabajo entre diciembre de 1999 y octubre de 2000, renunció al estallar el escándalo por las coimas en el Senado, cuando se buscaba aprobar la ley de flexibilización laboral. Flamarique evitó desde entonces la actividad política.

Otra cara de aquel Gabinete nacional fue la licenciada Patricia Bullrich. Dirigió el Ministerio de Trabajo entre el 6 de octubre de 2000 y el 29 de octubre de 2001 y como responsable de esa cartera firmó el decreto que recortaba los ingresos de los jubilados y los empleados públicos en el marco de la Ley de Déficit Cero. También fue ministra de Seguridad Social y Agencia Social en 2001. Actualmente es diputada nacional por la Ciudad de Buenos por el espacio político Unión por Todos y fue parte de la Coalición Cívica hasta su deserción este año. 

También fue parte del proyecto el ingeniero Nicolás Gallo. Encabezó el Ministerio de Infraestructura y Vivienda entre diciembre de 1999 y octubre de 2000. Después de su paso por la gestión pública trabajó como ingeniero para el Banco Interamericano de Desarrollo y para la Corporación Andina de Fomento, ocupaciones que lo obligaron a moverse por toda América Latina. 

El contador público Marcos Makón fue otro de los funcionarios que compuso aquel grupo de ministros. Fue titular de la cartera de Desarrollo Social por un breve lapso. Actualmente se desempeña en el ámbito académico. 

En la cartera de Desarrollo Social entre marzo de 2001 y octubre de 2001 el titular fue Juan Pablo Cafiero. Este dirigente se sumó en 2003 al proyecto que llevó a la presidencia de la Nación a Néstor Kirchner. En 2008 fue designado por la administración de Cristina Fernández como embajador argentino en el Vaticano, cargo que ocupa en la actualidad. 

Entre octubre y diciembre de 2001, el ministro de Desarrollo Social fue el radical Daniel Sartor. El ex ministro sigue en la política y es legislador por la Concertación Plural en la provincia de Río Negro, donde fue acusado de enriquecimiento ilícito.