¿Por qué estudiar C. Política y
Est. Internacionales
en la Di Tella?

Cuerpo de profesores

Cátedras y Centros

Intercambio

En los medios

La Nación
5/12/17

Gilles Kepel: "La purga saudita busca acelerar la toma de decisiones para contener a Irán"

El académico francés conversó con La Nación en el marco de su visita a la Universidad Torcuato Di Tella, donde dio una conferencia titulada "After Daesh: The New Cracks in the Middle East"

Por Pablo Gaggero


Recién bajado del avión, camina exhausto por una de las terrazas de la Universidad Torcuato Di Tella poco antes de una conferencia sobre terrorismo y Medio Oriente, que hacen del académico Gilles Kepel un referente mundial de esos temas candentes.

Apenas arranca la charla con LA NACION, el politólogo, invitado por la embajada de Francia, muestra su preocupación por la escalada de la puja regional entre Irán y Arabia Saudita, país en el que estuvo días atrás como parte de la comitiva del presidente francés, Emanuelle Macron, que hizo una escala sorpresa en la capital saudita tras visitar Dubai y en plena lucha de poder entre las ramas de la dinastía Al-Saud.

El líder francés se reunió allí con el heredero del trono y hombre fuerte de la monarquía, el príncipe Mohammed ben Salman, el joven de 33 años que metió de lleno a su país en la guerra civil en Yemen para derrotar a los rebeldes hutíes apoyados por Irán.

-Sorprendió mucho el viaje relámpago de Macron a Arabia Saudita.

-La parada en Riad se decidió en el avión. Hay una escalada de la tensión en la región. Toda escalada en Medio Oriente tiene su impacto directo en Europa. Y más ahora cuando Estados Unidos no está jugando un rol como lo hacía en el pasado. Primero por la baja en el precio del crudo. Y también por la impredecibilidad de Trump; lo que diga no necesariamente va a ser instrumentado. Pero por sobre todo hay un rol crucial para Europa porque somos vecinos. La tercera generación del jihadismo nos tomó como blanco. Macron le quiere dar a Europa un nuevo rol en el conflicto regional junto con la canciller Angela Merkel.

-¿Cuál es el trasfondo de esta ofensiva de Mohammed sobre la cúpula de poder?

-Ordenar el país y convertirlo en una maquinaria eficiente. Pero no sólo en la economía. Más importante todavía es que quiere reconvertir el proceso de toma de decisiones para acelerarlo y hacerlo más efectivo y contener el avance de Irán, que tiene influencia sobre un territorio que va desde Irak hasta el Líbano.

-¿El príncipe va por todo? ¿Quiere romper el esquema de balance de poder?

-En Arabia, tomar una decisión puede llevar mucho tiempo. Es un sistema tribal en el que se consulta a los hermanos, medios hermanos, se debate y se analiza qué ventajas y desventajas tiene cada iniciativa para esa rama de la familia. Se demora mucho. Este sistema ya es obsoleto para gobernar un Estado y limita mucho a Riad para confrontar a Teherán. Lo otro que se debe tener en cuenta es que los sauditas pagaron un precio muy alto por la expansión del islamismo.

-¿Qué responsabilidad tuvo Arabia Saudita en la irrupción de Estado Islámico (EI)?

-Mucho dinero les llegó desde la península, pero también aportaron las petromonarquías. Ellos veían en EI un contrapeso de Irán. Pero a los sunnitas, estas fuerzas subsidiarias (proxies) como EI se les volvieron en contra. Irán, en cambio, a las suyas las tiene bajo control, como Hezbollah, en el Líbano, y los hutíes en Yemen, o su influencia sobre Hamas, siendo un grupo sunnita.

-Irán parece cada vez más fuerte, con mucho impulso en la región después de la guerra en Irak. ¿Cómo lo explica?

-El gobierno de Bush o los neocons pensaban instrumentar un esquema similar al que se aplicó en Europa del Este tras la caída del comunismo. Pensaron la ingeniería de un Irak democrático apoyado sobre la mayoría chiita que desconfiaba de los ayatolás iraníes, que tenía buenas relaciones con Estados Unidos y que no antagonizaba con Israel. Pero este plan no funcionó porque los iraníes usaron todos sus recursos para desangrar a los norteamericanos en Irak. No intervinieron; el baño de sangre lo causaron los sunnitas, con Abu Musab al-Zarqawi a la cabeza, y al final, con el retiro de Estados Unidos, fueron los más beneficiados. Fue una estrategia muy inteligente.

-La advertencia de Trump de abandonar el pacto nuclear ¿puede llevar a Irán a patear el tablero y volver a transformarse en una amenaza atómica?

-Los iraníes comprenden que no pueden ir muy lejos en sus pretensiones regionales porque necesitan a los europeos para salvar el acuerdo nuclear. Si se pasan de la raya, pierden el apoyo europeo. Y el régimen iraní no va a volver a aislarse.


Publicaciones