¿Por qué estudiar C. Política y
Est. Internacionales
en la Di Tella?

Cuerpo de profesores

Cátedras y Centros

Intercambio

En los medios

La Nación
9/03/17

El proteccionismo, el mayor desafío del nuevo orden internacional

Carlos Pérez Llana, profesor del Departamento de Ciencia Política y Estudios Internacionales, analizó los actores del nuevo orden mundial: "Los monstruos son los personajes del populismo y el peligro es que donde reinan los monstruos no hay lugar para las instituciones".

El último año el mundo desarrollado sorprendió con la victoria de Trump y el Brexit, hechos que tienen en común un alto contenido de nacionalismo y proteccionismo, y que van en contra de la globalización que expandió el comercio internacional y las comunicaciones durante los últimos 50 años. Por otro lado, China, que creció a pasos agigantados y demandó commodities de América latina para alimentar a su población, desaceleró su crecimiento. El panel sobre economía internacional titulado "El nuevo paradigma global" se dio en el marco de la segunda jornada de la quinta edición de Expo EFI, que se llevó a cabo hoy en el hotel Hilton de Puerto Madero.

Para Carlos Pérez Llana, profesor de la carrera de Relaciones Internacionales en la Universidad Torcuato Di Tella, el nuevo orden mundial se asemeja al período de entreguerra. "Lo viejo no terminaba de morir, lo nuevo no terminaba de nacer, pero estaban creciendo los monstruos", dijo. "Los monstruos son los personajes del populismo y el peligro es que donde reinan los monstruos no hay lugar para las instituciones", agregó.

Según el economista, desde la crisis de 2008 se empezaron a distinguir los ganadores y perdedores del nuevo paradigma. Los triunfadores se encuentran concentrados en el mundo asiático y, dentro de Europa, Alemania se impuso como líder. Los primeros perdedores fueron las clases medias de los países desarrollados, con un poder adquisitivo decreciente, y son quienes apoyan el crecimiento de los "monstruos". Tanto Trump como el Brexit confirman esta teoría, ya que sus principales votantes eran "viejos, de ciudades pequeñas y medianas, con un discurso populista anti elite y anti prensa", dice el experto.

Agregó que, para estos nuevos movimientos populistas, los medios de comunicación son enemigos y remarcó: "Es un problema porque en el momento en que los medios crujen, crujen nuestras libertades". Como gran enemigo también están "los otros", aquellos inmigrantes o quienes fabrican productos más allá de las fronteras y son culpables porque "a mí me va mal porque alguien se llevó parte de mi parte", explicó el argumento de esta tendencia.

El movimiento que llevó a Trump a la Casa Blanca choca con el modelo de China, también con una incipiente crisis política, y que va a crecer menos que en el último tiempo. "La participación del ingreso nacional de los chinos pobres en el PBI paso del 28% al 15% en los últimos años. Los sectores ricos pasaron del 26% al 41%. En China hay un plutocomunismo", resumió.

Para Pérez Llana, la Argentina va a tener que decidir cuál es su posición en la relación entre las dos potencias y recordó que "la herencia del kirchnerismo es pesada en esta cuestión y que China nos ha dejado bases militares y dos centrales eléctricas".

El economista Ricardo Arriazu, socio fundador de Arriazu & Asociados, también enfatizó en los peligros del nuevo populismo del mundo desarrollado e identificó al envejecimiento poblacional como un desafío económico para las naciones del primer mundo. Con un gráfico demostrativo de la actividad laboral en el último siglo en Estados Unidos, mostró el incremento que hubo entre 1960 y 1990 gracias a que se incorporó a la mujer al mercado laboral. Luego, la actividad laboral cayó fuerte por el envejecimiento de la población. La inmigración fue parte de la solución, hasta ahora. "Hay 38 millones de mexicanos en los Estados unidos que quieren echar y son necesarios para trabajar. En esta época hay que levantar la cosecha de uva, no tienen quien lo haga", dijo.

Las medidas prometidas por Trump durante la campaña también implican un border tax, que es distinto a un impuesto a las importaciones e implica que no se pueden deducir las importaciones de los balances de fin de año y eso hace subir los precios. Citó el ejemplo de Walmart (el principal empleador del país norteamericano) que ya comunicó cuáles serían los efectos del border tax en sus productos.

Ricardo López Murphy, ex ministro de Economía y consultor del FMI, BID y Banco Mundial, también habló del peligro de las promesas de Trump. "Si bajan los impuestos y suben los gastos de infraestructura con pleno empleo, necesariamente va a subir la tasa de inflación", declaró. Dijo que eso sería una noticia "terrible" para América latina como también lo sería un colapso de China por la crisis política.

López Murphy habló de la Argentina y reiteró su descontento con la gestión del gobierno de Cristina Kirchner. "La explosión del gasto público que tuvimos durante el populismo no es financiable", dijo, y luego criticó al actual gobierno por no haber hecho hincapié en la herencia que recibió: "Cuando uno se hace cargo de las deudas de otro, lo peor que puede hacer es no decirlo".

"Desde 1985 a hoy, uno de los milagros de la posguerra fue México, se ha convertido en un país moderno al punto tal que Estados Unidos tiene miedo de su competencia. La paradoja es que [Andrés Manuel] López Obrador quiere volver a ese México dependiente del petróleo, que en 1985 valía 6 dólares el barril", ironizó López Murphy.

Alberto Padilla, economista mexicano y ex presentador de noticias financieras de CNN en Español, también habló del rol de México en la región. "La verdadera noticia económica del continente está en México. En dos años hay elecciones y todo indica que el candidato abiertamente de izquierda, López Obrador, será el ganador", dijo. Según el economista, López Obrador en su tercer intento por llegar a la presidencia ha moderado un poco su discurso, pero está más en contra del Tratado de Libre Comercio de América del Norte que Trump. "Tiene el potencial y la intención de acabar con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y va a llegar empoderado y legitimado a la presidencia. Su impacto más profundo va a ser en América latina", concluyó.

Publicaciones