En los medios

Clarín
22/02/17

La crisis de autoridad y el “bullying” a los profesores

Expertos en educación como los profesores de la UTDT, Mariano Narodowski y Claudia Romero, aseguran que hay que detectar las señales previas para no llegar a casos como el de La Plata

Por Ricardo Braginski
No es nuevo. De la crisis de autoridad en la educación se viene hablando desde hace tiempo. Es una crisis que excede a la escuela. Pero si existiera un “amperímetro” que midiera el nivel de agresión en el ámbito escolar, el caso de la La Plata lo haría estallar por el aire.

Pocas veces se había visto una amenaza así, sobre todo por la violencia del lenguaje de la carta.
Para Alejandro Castro Santander, director del Observatorio de la Convivencia Escolar de la Universidad Católica de Cuyo, este proceso comenzó hace más de tres décadas en todo el mundo.

“Empezó con la desautorización de la educación y los docentes por parte de la familia: el educador y el sistema pasó a estar puesto en duda. Por definición, la autoridad es una persona que defiende valores con competencias. Y hoy no es visto al docente ni al sistema como competentes”, explica.

En la Argentina pueden identificarse dos momentos que profundizaron esta crisis. En los años ochenta, con la salida del modelo autoritario de relación entre adultos y chicos y el reemplazo por otro que pretendió ser lo contrario, pero que dejó a los chicos sin referencias. Y un segundo momento, en los últimos diez años, cuando se instó al sistema educativo a que aprobara la mayor cantidad posible de chicos, aún sin los conocimientos necesarios.

“Esto viene desde hace mucho. En el caso de La Plata, seguramente debió haber habido señales que mostraran que podía pasar algo así”, dice Gustavo Iaies, un experto que trabaja en las dificultades que tienen hoy los adultos para construir autoridad.

“Estas amenazas y agresiones son la consecuencia de la creciente desaparición de la autoridad de los mayores especialmente padres y docentes”, coincide Mariano Narodowski, autor de “Un mundo sin adultos”, un libro que trata precisamente sobre la crisis de autoridad en la Argentina.

Claudia Romero, de la Universidad Di Tella, pone el acento en la crisis del modelo de secundaria. “La amenaza explícita o implícita, la violencia hacia docentes y hacia alumnos, entre adultos y entre chicos es algo que atraviesa capilarmente la vida escolar, sobre todo en épocas de examen donde ‘se juega el año’ que para muchos es ‘jugarse la vida’. El caso de la profesora amenzada de La Plata hace visible de manera cruda y brutal el clima de tensión”, dice.

Reconstruir la autoridad perdida va a ser una tarea ardua para la cual hace falta una férrea decisión política, coinciden los especialistas. Para Iaies, “los pibes tienen que entender que lo que hicieron es grave.

Tiene que haber alguien que les diga que esto es así y esto no”. Narodowski cree que hace falta dar más poder a los docentes y que ellos vuelvan a ocupar el lugar del respeto y del saber.
“Lo que no resuelve la pedagogía en las escuelas difícil que lo resuelva la policía o los jueces”, afirma.